21 de septiembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Iglesias no se atreve ante el Rey y promete su cargo como toda "la casta"

El líder de Podemos estrena vicepresidencia renegando de su discurso y obligándose a defender a la Corona y a la carta Magna tras exigir el fin del "Régimen del 78".

Pablo Iglesias tomó posesión formal como vicepresidente segundo del Gobierno como cualquier otro miembro de lo que él calificaba de "casta" hasta anteayer. Con ese mensaje, sus proclamas republicanas y su desprecio al "Régimen del 78" medró, pero llegado al poder se ha "olvidado" de todas esas poses.

Ataviado con una camisa malva y una chaqueta azul, un modosito líder de Podemos tomó posesión como todos sus homólogos, ante el Rey las autoridades del Estado, sin ninguna concesión a todo lo que había mantenido hasta ahora: su única licencia, ya utilizada en el pasado por otros dirigentes políticos, fue prometer su cargo guardando lealtad a las deliberación del "Consejo de ministros y ministras". Una coletilla inclusiva que no es nueva.

 

Antes de eso, Iglesias tuvo que prometer "lealtad al Rey y a la Constitución", comprometiéndose a defender ambas instituciones: una expresión típica de las tomas de posesiones que, sin embargo, confronta con todos los discursos previos de Iglesias al respecto de la Corona y de la Carta Magna.

 

 

El compromiso de defender a la jefatura del Estado colisiona con el proyecto original de Podemos y con muchos de las expresiones habituales en el propio Iglesias.  En junio de 2017, entre decenas de declaraciones, llegó a calificar de "incapaz" a Felipe VI, y cargó contra él durísimamente tanto por sus discursos de Navidad como con su célebre alocución tras el referéndum ilegal de Cataluña.

"Contra el Régimen del 78"

Incluso Podemos dedicó una de sus escuelas formativas a definir su mayor objetivo: la "ruptura" de la Monarquía y del "centralismo" y la imposición de una tercera República en sustitución de la Monarquía Parlamentaria. "hacen falta valores republicanos para acabar con la corrupción, para construir la fraternidad plurinacional y para el Estado social. ¿Y el Rey para qué?", dijo el ya vicepresidente.

Iglesias ha prometido su cargo ahora como vicepresidente segundo de Derechos Sociales y Agenda 2030 del primer Gobierno de coalición de la democracia, al lado de todos los ministros del PSOE y de Podemos, incluyendo a su propia compañera, la ahora ministra de Igualdad Irene Montero. Nadie alteró el guión protocolario habitual, incluyendo al titular de Consumo, Alberto Garzón, conocido por llamar a don Felipe "ciudadano Borbón" a secas. 

Comenta esta noticia