La confianza de los consumidores retrocede a niveles de 2008

El segundo mes consecutivo por debajo de los 50 puntos nos lleva a un escenario de falta de confianza que no se veía desde los registros más bajos de la crisis financiera de hace una década.

Desde el mes de febrero, la confianza de los consumidores se ha reducido un 42,3%, con pérdidas del 61,5% para el índice de situación actual y del 26,9% para el de expectativas, según el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). El indicador de situación actual se situó en septiembre en 29,2 puntos, cinco décimas menos que en agosto, mientras que el indicador de expectativas retrocedió hasta los 69,7 puntos. 

La confianza del consumidor bajó cuatro décimas en septiembre en relación al mes anterior, hasta situarse en 49,5 puntos, un valor muy similar al de finales de 2012 y también al registrado en 2008 y principios de 2009, que son hasta el momento los valores mínimos de la serie, según el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

Este descenso de la confianza, que deja el indicador por debajo de los 50 puntos por segundo mes consecutivo, se debe al retroceso en medio punto de la valoración que hacen los ciudadanos de la situación actual y a la disminución en cuatro décimas de sus expectativas, todo ello en el marco de la crisis provocada por la pandemia del coronavirus.

Este indicador ecoge mensualmente la evaluación de la evolución reciente y las expectativas de los consumidores españoles relacionadas con la economía familiar y el empleo, con el objetivo de anticipar sus decisiones de consumo. El indicador recoge valores de entre 0 y 200, considerándose que por encima de 100 la percepción es positiva y por debajo, negativa.

Comenta esta noticia