21 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Dos sondeos disparan al PP y castigan duramente al PSOE y al guirigay de Podemos

Javier Fernández y Mariano Rajoy, en una cita en La Moncloa.

Javier Fernández y Mariano Rajoy, en una cita en La Moncloa.

Las encuestas no pueden ser más favorables para los de Rajoy y el electorado castiga la división de podemitas y socialistas, que siguen cayendo. Ciudadanos baja en un estudio y sube en otro.

Un domingo de alegría para el PP si han pasado por los quioscos este domingo. Dos sondeos, de La Razón y del ABC, confirman que los primeros 100 días de Ejecutivo de Mariano Rajoy le han sentado más que bien a los populares que se disparan en intención de voto. En ambos caen PSOE y Podemos, en relación a sus resultados del 26-J aunque los socialistas recuperan músculo tras la dimisión de Pedro Sánchez, y Ciudadanos se mantiene prácticamente igual, aunque cae en una de las encuestas. 

Una primera lectura rápida es que el electorado castiga la división del PSOE pero sobre todo el lío entre Pablo Iglesias e Iñigo Errejón. Cuenta La Razón que los de Rajoy ganarían entre 16 y 20 escaños, mientras que el resto de formaciones se deja bastantes apoyos en el camino. Y el PSOE es el que más sufre esta caída: entre 9 y 14 diputados. Eso desde junio, porque desde la investidura, es el único partido que mejora sus resultados.

Sin Pedro Sánchez como secretario general e inmersos en sus guerras internas, los socialistas han remontado los sondeos anteriores hasta los 71-76 actuales (19,9 por ciento de los votos y 1,2 millones de sufragios menos), cifra que sigue siendo la peor de su historia. La tercera plaza sigue ocupándola Podemos y sus confluencias, que continúa rozando ese tan deseado "sorpasso" a los socialistas. Siete meses después de la cita con las urnas, los de Iglesias se han dejado en el camino más de 724.000 votos, pasando de sus 71 escaños a los entre 65 y 69 actuales. Por su parte, Ciudadanos mientras que en la actualidad se sitúan con entre 25 y 30, esto es, el 11,5 por ciento o casi 730.000 votos menos. Por debajo de los 32 escaños de junio.

En lo que respecta a lo diagnosticado por ABC, el PP se consolida en la primera posición con 146 diputados, mientras que el PSOE confirma que está saliendo del agujero en el que cayó en octubre, en plena crisis interna por la estrategia del "no es no" de Pedro Sánchez. Los socialistas suben a costa de Podemos, que acusa sus riñas internas por el poder, mientras que Albert Rivera se estabiliza en esos 32 diputados que alcanzó en las elecciones.

Y en relación a los podemitas, destaca el estudio de ABC, que la formación de Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, ensimismada en sus luchas internas, ha perdido fuelle y lejos de aprovecharse de la debilidad del PSOE no ha conseguido situarse como auténtica alternativa del PP. Desde la encuesta de diciembre, se deja en el camino cinco diputados y casi un punto en estimación de voto. Se queda algo por debajo del nivel alcanzado en las elecciones de junio, lo que demuestra que en ocho meses no ha sido capaz de avanzar ni un metro más allá. Y desmiente a quienes creían que se beneficiaría de la abstención del PSOE en la investidura de Rajoy y los acuerdos puntuales posteriores.

Comenta esta noticia
Update CMP