07 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El Rey, preocupado, vuelve a enviar una contundente advertencia a los políticos

El Rey, este viernes, en el acto de entrega de los premios de la Fundación Broseta.

El Rey, este viernes, en el acto de entrega de los premios de la Fundación Broseta.

El Jefe de Estado avisa de que la convivencia es "frágil" y hace un nítido llamamiento con destino a La Moncloa, la Generalitat y todos los partidos polícos.

Desde su histórico discurso del 2 de octubre de 2017, que precedió a la intervención de Cataluña con la aplicación del 155, el Rey no ha dejado de lanzar advertencias a la clase política de la crítica situación que atraviesa España tras el golpe independentista de Carles Puigdemont y Oriol Junqueras y la dependencia de Pedro Sánchez de sus polémicos socios: los soberanistas, los populistas de Podemos y los proetarras de Bildu.

Y este viernes, el Jefe del Estado ha vuelto a aprovechar un acto público para enviar un claro aviso a navegantes, preocupado como se reconoce por los órdagos a un debilitado gobierno.

Felipe VI ha defendido el compromiso con los valores constitucionales y democráticos que "cohesionan y fortalecen como sociedad" ante los retos que han de venir y ha hecho especial mención a la necesidad de una convivencia "generosa" en un contexto de diversidad y pluralismo.

"Una convivencia -ha advertido- que es frágil, que no nos podemos permitir perder y que requiere que cuidemos en todo momento los vínculos que nos unen y que nos han de unir siempre, una convivencia generosa cuyo germen, en última instancia, se aloja en lo más profundo de nuestro ser, pero por la que hay que trabajar todos y cada uno de los días".

Así lo ha asegurado tras recibir el XXVII Premio Convivencia de la Fundación Profesor Manuel Broseta que, según ha aseverado, recibe "con humildad y enorme gratitud" y que tiene una "profunda significación personal" por los principios que ensalza. Además, también ha recordado la figura del profesor Manuel Broseta, asesinado por ETA el 15 de enero de 1992 y a todas las víctimas del terrorismo.

El Rey ha llegado al Palau de la Generalitat -donde ha recibido el aplauso de varios ciudadanos-junto con el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, que este año presidía el jurado, y ha sido recibido por el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y el alcalde de Valencia, Joan Ribó, entre otros.

En el acto, Puig ha destacado el papel de Felipe VI y su carácter "arbitral" en un escenario "extremadamente complejo" como el actual: "Ha estado a la altura de ese gran envite, ha sabido mantener a la Corona fuera de las polémicas partidistas y ha representado la unidad de España respetando la diversidad de los pueblos, de las nacionalidades y regiones que componen España".

Comenta esta noticia
Update CMP