11 de diciembre de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La advertencia de Ana Pastor retumba en el Congreso y sentencia a Puigdemont

Pastor en su discurso, entre Rajoy y García Escudero.

Pastor en su discurso, entre Rajoy y García Escudero.

"Respetar el marco legal es imprescindible para que la conviencia sea posible en una sociedad democrática como la española", advierte la presidenta a los independentistas en plena campaña

Hasta algún lugar de Bélgica ha llegado este miércoles un mensaje de advertencia a Carles Puidemont de cara al 21-D. Y otro con destino a Oriol Junqueras a la cárcel de Estremera. Pase lo que pase en los comicios catalanes, fuera de la ley y de la Constitución, nada de nada.

La reforma de la Carta Magna, la aplicación del artículo 155 y las elecciones en Cataluña protagonizaron la tradicional recepción en el Congreso como motivo del Día de la Constitución, que este año conmemora su 39 aniversario. Como es habitual, los nacionalistas vascos y catalanes y los independentistas plantaron el acto, presidido por la presidenta de la Cámara Baja, Ana Pastor.

Y fue precisamente el discurso de Pastor el que retumbó en el Salón de los Pasos Perdidos, ante la presencia del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y de los máximos líderes del PSOE, Podemos y Ciudadanos; Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y Albert Rivera.

En su mensaje institucional, Pastor subrayó que "la ley en una nación democrática es la garantía de los derechos de todos". "Respetar el marco legal es imprescindible para que la conviencia sea posible en una sociedad democrática como la española. La constitución ha sido el instrumento para proteger el pacto de convivencia", apostilló en un claro mensaje al independentismo.

Y aún fue más allá: "Es el freno contra el intento de cualquiera que pretenda someternos arbitrariamente a sus deseos". Así, Pastor recordó que "cuando algunos han intentado saltarse la ley, rompiendo las reglas del juego", la Carta Magna se "ha revelado como el instrumento eficaz y necesario para salvaguardar la soberanía del pueblo español, garantizar la continuidad histórica de España y para proteger el pacto de convivencia que la misma Constitución representa".

Como es habitual en esta cita, ni rastro de los portavoces del PNV, ERC, PDeCAT y Bildu.

La presidenta del  Congreso quiso además revalidar  el "compromiso con el futuro de concordia y prosperidad que debemos vivir juntos" y añadió que "debemos seguir siendo ambiciosos para proyectar nuestro futuro con la lección aprendida. Que si vamos juntos alcanzamos las metas".

Y por último, sobre la propuesta de reforma de la Constitución impulsada por el PSOE, Pastor advirtió de que "la necesidad de encarar nuestro futuro común nos obliga a reflexionar. Debemos definir los caminos de paz libertad de progreso entre todos. Si lo hacemos, debe ser aquí, en la sede de la soberanía nacional". Un mensaje también a Pablo Iglesias, que se había mostrado minutos antes partidario de llevar el debate de la reforma a las plazas y calles.

Pablo Iglesias, en la recepción de la Constitución. El año pasado plantó al acto institucional.

 

Por su parte, Rajoy defendió la plena "bondad y vigencia" de la Carta Magna y enfatizó que "lo que sea España lo deciden todos los españoles y no una parte". "Quiero que eso quede muy claro", resaltó.

El líder del PSOE, Pedro Sánchez defiendió como necesario "actualizar" la Carta Magna para "dar  seguridades" a los jóvenes y "eliminar conflictos". "En eso está el PSOE", señaló. 

Rivera apostó por  una reforma "seria y rigurosa" de la Constitución para garantizar la igualdad de todos los españoles.

Y Pablo Iglesias defendió que los debates constitucionales "tienen que tenerlos el conjunto de nuestra patria. Se tiene que producir en España para construir un nuevo diálogo y nuevos acuerdos de país", dijo.

El debate de la financiación autonómica

En los tradicionales corrillos, la campaña electoral en Cataluña, la reforma de la Carta Magna y de nuevo modelo de financiación autonómica, centraron las conversaciones entre los representantes institucionales y políticos.

Allí se pudo ver, entre otros, a los presidentes de Andalucía, Galicia y Madrid; Susana Díaz, Alberto Núñez Feijóo y Cristina Cifuentes

También a los presidentes del Senado, Pío García Escudero; del Tribunal Supremo, Carlos Lesmes; y del Constitucional, Juan José González Rivas. Junto a ellos, el director general del CNI, Félix Sánz Roldán.

En la recepción se pudo ver también los padres de la Constitución, Miquel Roca, José Pedro Pérez Llorca y Miguel Herrero de Miñón; a destacados exministros socialistas como Alfonso Guerra o José Luis Corcuera, y algunos diplomáticos  acreditados en España. Como es habitual, ni rastro de los portavoces del PNV, ERC, PDeCAT y Bildu.

 

Vídeos relacionados
Comenta esta noticia