11 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Arrimadas revienta El Cascabel con una frase sobre las "babas" de ERC e Iglesias

La representante de Ciudadanos ha analizado los detalles de la negociación entre PSOE y ERC, sin embargo, ha querido llamar la atención sobre la otra variable de la ecuación, Podemos.

La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, después de las acudir a las consultas con el Rey Felipe VI que ha propuesto, de nuevo, a Pedro Sánchez como candidato a presidente del Gobierno, tiene muy claro cómo definir el proceso de negociación que están protagonizando ERC y el PSOE y ha dejado una frase muy elocuente que sobre la relación entre los independentistas y el socio preferente de Sánchez, Podemos.

La representante de la formación naranja, puso patas arriba el plató de El Cascabel en TRECE al asegurar que “ERC está salivando por tener a Pablo Iglesias de vicepresidente, es un sueño, un señor que dice que Cataluña es una nación o que Junqueras es un preso político”.

Y es que, para Arrimadas, la necesidad que tiene Pedro Sánchez de ser apoyado por ERC le ha convertido en rehén de los independentistas y cree que la contraprestación a ese apoyo se traducirá en beneficios penitenciarios para los condenados por sedición. "¿Alguien se piensa de que no están hablando de los presos del procés, de si le van a dar un segundo o un tercer grado?", ha asegurado.

 Sin embargo, ella está empeñada en “intentar hasta el último momento que esta pesadilla no fragüe”, por lo que propone lo que considera "un acuerdo factible, que Sánchez gobierne solo pero pueda llegar a acuerdos con nosotros”.

 

   

 

Y es que Arrimadas ha ofrecido, de nuevo, un gran pacto constitucionalista de 221 escaños entre el PSOE, Partido Popular y Ciudadanos. “A mí nadie me ha votado en España para hacer Iglesias vicepresidente y queremos un gobierno moderado y estable”, ha explicado. “Si Sánchez no tiene el apoyo de ERC se verá obligado a abrir otra puerta”, una vía que podrá explorar directamente con Sánchez cuando se reúnan el próximo lunes.

Todo ello porque Arrimadas tiene muy claro que “para España sería nefasto un gobierno nacionalista”. “Yo no apoyo a las convicciones del señor Sánchez, sino a las necesidades de un gobierno estable y progresista”, ha sentenciado.

Comenta esta noticia