17 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El batallón de Podemos se prepara para reventar el discurso navideño del Rey

El Rey, durante su discurso de la pasada Nochebuena.

El Rey, durante su discurso de la pasada Nochebuena.

Los morados son expertos de la agitprop en las redes sociales, y quieren demostrárselo durante la Nochebuena a Felipe VI mientras le escuchan millones de españoles en sus hogares.

Podemos se mueve como pez en el agua en las redes sociales. Pablo Iglesias, Íñigo Errejón y los demás dirigentes de la formación son auténticos maestros de la agitprop en Twitter. Ellos y el batallón que tienen detrás.

Tanta importancia las confiere el partido que cuenta con un Área de Redes Sociales que ya la quisieran para sí el PP o el PSOE. Y hasta un protocolo de actuación en ellas, en el que aconsejan desde cómo hacer que una campaña se convierta en trending topic hasta, textualmente, "cómo convivir con los trolls". 

Aunque de los trolls de Podemos pueden hablar largo y tendido los community managers de populares, socialistas y también de Ciudadanos, partidos que han sufrido en más de una ocasión sus ataques.

La cuestión es que el ejército morado ya tiene su próxima víctima en mente: el Rey y su discurso de Nochebuena. Según ha sabido ESdiario planean reventar el sábado la intervención más importante de Felipe VI de todo el año. Una que en 2015 siguieron en directo 6,66 millones de espectadores.

Obviamente no será una acción abanderada por las cuentas oficiales de Podemos, sino una más sibilina desde perfiles aledaños para guardar las formas. Aunque habrá quienes probablemente ni las guarden. Tal vez por ejemplo el diputado de Unidos Podemos Alberto Garzón, obsesionado con el "ciudadano Felipe". 

El año pasado ya les funcionó muy bien la etiqueta #AdiosFelipeVI y esta vez quieren repetir

El año pasado los morados ya hicieron algo similar bajo la etiqueta #AdiosFelipeVI, que convirtieron en tendencia en Twitter antes incluso de que arrancara el discurso del Monarca, el segundo de su Reinado, que se produjo en plena digestión de los resultados de las elecciones generales del pasado 20 de diciembre. Aquel hashtag se mantuvo entre los diez más comentados hasta el día siguiente. 

Entonces Don Felipe apareció en el Palacio Real -elegido como escenario por primera vez- con una corbata morada, lo que hubo quienes quisieron interpretar como un guiño a Podemos.

Sabe no obstante el Rey que en el partido morado no goza de muchas simpatías, como así se lo recuerdan los de Iglesias cada vez que pueden. La última ocasión fue en la apertura solemne de la XII Legislatura, cuando los diputados de Unidos Podemos se negaron a aplaudir la intervención del jefe del Estado. De hecho ni siquiera se levantaron de sus escaños en señal de respeto.  

Comenta esta noticia
Update CMP