27 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Don Felipe no pagará ni un euro de la costosa minuta del abogado de su padre

Los gastos de su defensa correrán a cargo de Don Juan Carlos, íntegramente.

Los gastos de su defensa correrán a cargo de Don Juan Carlos, íntegramente.

La Casa Real enmarca dentro de los "asuntos particulares" del Rey emérito sus problemas judiciales y la posibilidad -contemplada por su abogado- de que acabe acusado de fraude fiscal.

Acción, reacción. Apenas horas tardaron nacionalistas, independentistas y los partidos a la izquierda del PSOE -incluido Podemos- en volver a la carga con la comisión de investigación en torno a Juan Carlos I que ya intentaron sacar adelante en el Congreso allá por marzo. 

Era evidente que la decisión de la Fiscalía General del Estado de poner la investigación sobre las presuntas comisiones del AVE a La Meca en manos de la Fiscalía del Supremo iba a tener una inmediata onda expansiva en la política nacional que afectaría no solo al Rey emérito, sino a Felipe VI.

En la Zarzuela han vuelto a poner distancia con los problemas judiciales del padre del jefe del Estado, que también está siendo objeto de una investigación a cargo de la Fiscalía de Suiza por esos 100 millones de euros que habría recibido del Rey de Arabia Saudí, Abdullah bin Adbul Aziz Al Saud, en una cuenta a nombre de la Fundación Lucum. 

Fuentes del Palacio consultadas por ESdiario remarcan que a día de hoy "los asuntos relacionados con Don Juan Carlos son ya asuntos particulares de él". Y se limitan a añadir que respetan "los procedimientos de la Justicia".

El Rey Juan Carlos junto a Corinna Larsen. 

 

Cabe recordar que Don Felipe ya se encargó de poner un cortafuegos cuando en marzo la Tribuna de Ginebra publicó las primeras averiguaciones del fiscal suizo. Entonces, recién declarado el estado de alarma, la Casa Real publicó un comunicado en el que venía a reconocer que había habido algo de no ejemplar en el comportamiento de Don Juan Carlos y anunciaba que le retiraba su asignación de los Presupuestos de la Casa de S.M. el Rey.

En consonancia, el Rey no pagará un solo euro de la elevada minuta del reputado abogado que se ha buscado su padre, Javier Sánchez-Junco Mans, exfiscal y abogado experto en Derecho Penal Económico. Fuentes del sector consultadas por este periódico explican que, de entrada, el Rey emérito ha tenido que hacer una provisión de fondos de aproximadamente 100.000 euros. Y el coste irá aumentando sustancialmente a medida que avance el procedimiento. 

Judicialmente, el caso solo podría sostenerse con lo ocurrido más allá de junio de 2014, tras la abdicación del monarca. Antes, la inviolabilidad que le protegía impide que se investigue siquiera. El despacho Sánchez-Junco Abogados contempla que la Fiscalía pudiera acusar a Juan Carlos I de fraude fiscal por no haber declarado bienes en el extranjero, en cuyo caso su defensa estudiaría llegar a un acuerdo con el Ministerio Fiscal y pagar.

Sería un supuesto similar al de jugadores de fútbol como Cristiano Ronaldo o Modric, que pactaron con la Fiscalía y aceptaron el pago de una multa.  

Desde el entorno de Don Juan Carlos repiten que jamás cobró una comisión, sino que el dinero fue un regalo del monarca de Arabia Saudí. Es decir, reconocen de facto que existió tal dinero y de quién venía, otra cosa es si fue una comisión o un presente de un amigo extremadamente generoso.

Comenta esta noticia