30 de mayo de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Aldón asesta la puñalada definitiva en el corazón de la niestastra de su marido

Ana María Aldón no perdona a los que dijeron que su hijo no lo era de Ortega.

Ana María Aldón no perdona a los que dijeron que su hijo no lo era de Ortega.

Si Rocío Flores pensaba que al entrar a concursar en "Supervivientes" con la esposa de Ortega Cano iba a tener algún tipo de aliada que se pusiera de su lado todo el rato que errada estaba.

Rocío Flores no gana para disgustos con la esposa de su "abuelastro" dentro de Supervivientes. Si hace unas semanas se quejaba de la falta de apoyo de Ana María Aldón en el concurso a pesar de "ser familia" ahora ha recibido un nuevo palo sentimental derritiéndose desde la otra isla con una imagen muy dolorosa para la hija de Antonio David.

Y es que las horas muertas en Supervivientes 2020 dan para mucho y Ana María Aldón ha hablado con Antonio Pavón de una fotografía muy importante que tiene en su casa y que no puede sacarse de la cabeza.

La mujer de José Ortega Cano ha confesado que "al lado" de su cama hay un cuadro pintado a carboncillo de Rocío Jurado con su hija Rocío Carrasco y que es una imagen “muy entrañable” para ella: “Veo esa madre con esa hija…”, ha dicho sobre las emociones que le despierta el cuadro. Cabe recordar que Rocío Flores no se lleva pero que nada bien con su madre, por lo que estas declaraciones, cuando las vea, no está muy claro como le sentarán...

Por lo demás, Aldón se desahogó también con Yiya contándole lo duro que fue para ella asimilar todas las críticas que recibió al empezar su relación con el torero, llegándose a poner en duda que era el padre de su hijo pequeño: “Es una cosa que no voy a perdonar en la vida, a mí no me han pedido disculpas nadie y me han lapidado. Estuve a punto de no sobrevivir”, aseguró.

Comenta esta noticia