Benidorm desbloquea el sector Poniente, 28 años después del PGOU

El alcalde de Benidorm, Toni Pérez

El alcalde de Benidorm, Toni Pérez

El Ayuntamiento aprobará el lunes la firma del convenio con el agente urbanizador y confía en comenzar las obras en un plazo no superior a cuatro meses.

Veintiocho años después de la aprobación del Plan General de Ordenación Urbana de Benidorm, la ciudad verá cómo se desbloquea el último sector urbanístico que quedaba por hacerlo, lo que no quiere decir que sea el último en iniciar sus obras.

Sea como fuere, el caso es que una vez que el lunes próximo la Junta de Gobierno apruebe la firma del convenio entre el Ayuntamiento y el agente urbanizador, el grupo inmobiliario TM, no deberán transcurrir más de cuatro meses para que los trabajos de urbanización den comienzo.

El agente urbanizador es además el propietario de todo el suelo del sector, por lo que no se espera ninguna complicación durante la tramitación que queda pendiente.

Según ha anunciado el alcalde de la ciudad, Toni Pérez, la próxima comisión informativa de Urbanismo dictaminará el asunto el lunes y después la Junta de Gobierno aprobará la propuesta para firmar el citado convenio.

Se trata de un plan parcial que abarca una superficie de 131.200 metros cuadrados, de los que 19.000 serán destinados a zonas verdes, otros 25.000 para equipamiento público y 36.700 para la creación de viales y aparcamientos. En total algo más de 80.000 metros cuadrados, que suponen el 61,5% del sector. El resto, alrededor de 45.000 metros de superficie, se destinarán a uso residencial con la construcción de bloques de pisos con altura libre.

Además, el convenio urbanístico que se firmará recoge también la aportación del agente urbanizador a las arcas municipales de 60 euros por metro cuadrado. Una figura controvertida durante años y que se denominó en su momento como “urbanismo conveniado”. Serán, en definitiva, unos tres millones de euros, que se destinarán a “actuaciones sociales y prioritarias en el propio sector” según ha precisado el alcalde.

Entre esas acciones se encuentra la construcción de aparcamientos para residentes y turistas, con un total de 690 plazas nuevas, la creación de una rotonda en la avenida de Villajoyosa que enlazará con la avenida Vicente Pérez Devesa hacia el norte, la construcción de la avenida del Moralet o el acondicionamiento de una parcela de 25.000 metros con equipamiento público cuyo objetivo será evitar la acumulación de agua que se produce cuando se registran episodios de lluvias.

El agente urbanizador, igualmente, asumirá la rehabilitación del paseo marítimo en el tramo que pueda verse afectado por la obras, así como la construcción de un mirador y un ascensor paisajístico que conecte la avenida Armada Española con la parte más elevada del aparcamiento.

Cuando la Junta de Gobierno apruebe la firma del convenio empezarán a correr los plazos. El primero serán los 20 días de exposición pública, después llegará la presentación de los proyectos refundido de urbanización y de reparcelación, para lo cual el urbanizador dispone de un mes. Una vez superado este trámite ya podrán dar inicio las obras,, un plazo “que no debería demorarse más allá de cuatro meses”, según ha confiado el alcalde.

Cuando den comienzo estos trabajos de urbanización del plan parcial, el tiempo máximo para su finalización será de tres años.

Comenta esta noticia
Update CMP