06 de junio de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Las Campos en el punto de mira: el estreno de Alejandra Rubio

Alejandra Rubio.

Alejandra Rubio.

Lo que hay detrás de la exclusiva de Carmen Borrego nada tiene que ver con la versión que se ha querido vender. Lo cierto es que no ha sido ella la que ha levantado el teléfono.

 

 

Alejandra Rubio está ya contando las horas para afrontar su aparición televisiva en la misma cadena donde trabajan su madre y su tía. La única hija de Terelu y nieta de Teresa Campos se estrena esta noche en el debate del reality La isla de las tentaciones que podremos ver en Cuatro. Un estreno del que, a buen seguro, estarán pendientes muchos ojos ya que será la primera vez que veamos a Alejandra como se desenvuelve en un directo y en un prime-time.

La productora responsable del formato y del debate revelación de este inicio de año, no ha dudado en ningún momento en dar una oportunidad a la pequeña del clan de las Campos y confían en su buen hacer: “De Alejandra queremos que sea ella misma, que sea fresca y que aporte, desde su juventud, su visión sobre como entienden los jóvenes ahora las relaciones sentimentales. Además, ella tiene una imagen estupenda y pertenece a una familia de grandes comunicadoras”, son palabras que le dedica del director del debate de La Isla de las tentaciones, Raúl Prieto.

Un estreno, el de Alejandra, que será analizado y que llega en un momento en el que su familia, prácticamente al completo, se encuentra en el punto de mira mediático.



Y es que desde que Teresa Campos hiciera público, mediante comunicado en el programa Viva la vida su ruptura con Edmundo Arrocet, cada una de sus palabras, gestos, decisiones y pasos están siendo cuestionados y analizados hasta la extenuación.

De ellas se cuestiona absolutamente todo: el día que se lanzó el comunicado, el programa que se eligió, las lágrimas de sus hijas en el plató, la exclusiva de Teresa Campos y la última polémica portada de Carmen Borrego.

La hija pequeña de Teresa Campos ha protagonizado una portada en la revista Lecturas. En ella, Carmen habla alto y claro de todos los problemas y los ataques a los que se está enfrentando su familia durante estas últimas semanas. Borrego además no rehúye las preguntas sobre Bigote Arrocet y sus formas a la hora de romper una relación de casi seis años con su madre por mensaje: “nunca le perdonaré. Me ha decepcionado”. Carmen además desvela que no está atravesando su mejor momento anímico y que si pudiera desaparecería de la esfera pública.


Confesiones que han sido cuestionadas por sus compañeros de cadena que alegan no entender qué hace una hija hablando de la ruptura sentimental de una madre, vía exclusiva. A Carmen se le ha acusado, sin piedad, de sacar provecho de una situación que según algunos colaboradores “no le corresponde”. Una crítica comprensible si hubiese sido ella la que hubiera levantado el teléfono para vender su vida. Pero ya se sabe, a veces es mejor que la realidad no te estropee un buen titular.

Lo que hay detrás de esta exclusiva nada tiene que ver con esa versión que se ha querido vender. Lo cierto es que no ha sido ella la que ha levantado el teléfono para ofrecer su testimonio y para cobrar por algo que hacen casi todos los personajes públicos, hablar de su vida privada.

Este reportaje forma parte de un pack que tenía cerrado con Lecturas desde el año pasado y ha sido la propia revista, aprovechando la actualidad, la que le ha señalado que la situación era la más propicia y que era el momento de llevarlo a cabo. Una decisión comprensible y que tomaríamos cualquiera de los que nos dedicamos a este mundo si fuésemos directores de cualquier revista. Pero ya se sabe que las dobles varas de medir también existen en este nuestro universo televisivo, donde las guerras son más rentables que los periodos de entre guerras.



Mientras tanto, la matriarca de las Campos sigue con su vida. A Teresa cada vez la vemos más sonreír y no duda en bajar la ventanilla de su coche ante los compañeros que hacen guardia y la siguen 24 horas al día. La sonrisa de Teresa es una clara muestra de que “el luto por Edmundo” ya casi está superado. Solo queda por saber, para que la historia quede finiquitada, en qué momento Arrocet comunicará a su ex, que quiere hacer con las pertenencias abandonadas en la que hasta no hace mucho fue su casa. Quizás, y solo quizás, también sea una comunicación vía Whatsapp.

Comenta esta noticia