21 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Casado supera a Soraya en los sondeos internos de Cs y atormenta a los de Rivera

Soraya Sáenz de Santamaría y Pablo Casado, en un acto del PP.

Soraya Sáenz de Santamaría y Pablo Casado, en un acto del PP.

El portavoz del PP ha hecho saltar las alarmas en el partido naranja, que lo considera el gran rival a batir en Madrid después de que sus encuestas hayan mostrado su potencial electoral.

"Pablo Casado es el candidato que más nos preocupa, es el que más se parece a lo que quiere representar Ciudadanos". Esta reflexión de un dirigente de Ciudadanos resume el interés con el que el partido naranja sigue estos días el debate sobre los posibles cabezas de cartel del PP para las municipales y autonómicas de 2019.

Y, lógicamente, en la dirección de la formación de Albert Rivera se están siguiendo con mucha expectación los avatares por los que atraviesa el vicesecretario de Comunicación de los populares, objetivo de una clara campaña política y mediática iniciada hace un mes.

Lo afirmó el propio Casado este miércoles y lo ratificaron algunos otras voces del PP como Rafael Hernando o Celia Villalobos: "Como es del PP y está en las quinielas, hay que matarlo". Pero, añadía en el Congreso otro dirigente popular, "en política, lo que no te mata te hace más fuerte".

Lo cierto es que en el tablero de ajedrez que las encuestas están configurando tanto en la Comunidad como en el Ayuntamiento de la capital, Casado está llamado a jugar un papel protagonista. Fuentes de Cs consultadas por ESdiario reconocen que en los sondeos internos realizados periódicamente por la Ejecutiva de la formación naranja, Casado aparece como el adversario más complicado para los candidatos de Rivera, Begoña Villacís e Ignacio Aguado.

En todas estas encuestas informales, Casado supera a otros candidatables del PP como Soraya Sáenz de Santamaría y José Luis Martínez-Almeida, portavoz popular en el Palacio de Cibeles. Casado tiene una buena valoración incluso entre los votantes de Ciudadanos. Especialmente en el electorado que procede de las filas populares, los jóvenes y profesionales liberales con estudios universitarios.

Cabe recordar que la Comunidad es uno de los mayores escaparates políticos y mediáticos de la política nacional y que el Ayuntamiento dispone de un presupuesto superior a la mayoría de los ministerios del Gobierno. Y su alcalde, por su rango protocolario, tiene una proyección equiparable a la de los altos representantes institucionales, como los presidentes del Congreso y Senado o los del Tribunal Supremo y Constitucional.

 

Albert Rivera, flanqueado por Villacís y Aguado, este martes en la festividad de San Isidro, Patrón de Madrid.

 

Esta circunstancia no es baladí, ya que las últimas encuestas sitúan a Cs y PP en un pañuelo, con ligero favoritismo para los de Rivera. Y tanto naranjas como populares dan cada vez más posibilidades a una hipótesis creciente: que tras las urnas de 2019 tendrán que llegar a un pacto para repartirse el poder madrileño. Villacís sería la alcaldesa con el apoyo de los concejales del PP y el candidato popular sería presidente regional, apuntalado por Cs.

Aunque en Génova reconocen que Rajoy todavía no tiene perfilado su tándem para la región, muchos se inclinan por la candidatura de Casado a la Puerta del Sol tras la traumática salida de Cristina Cifuentes. Como ya adelantó este diario la pasada semana, pese a figurar en todas las quinielas, es muy improbable el aterrizaje de la vicepresidenta Sáenz de Santamaría en la política madrileña.

En cualquier caso, todos coinciden en que Rajoy quiere cuidar y proteger a Casado, uno de sus colaboradores  con mayor proyección política de futuro. En la noche de este martes, festividad de San Isidro, Casado telefoneó al presidente para avisarle de la portada de El Mundo sobre su carrera de Derecho en la Complutense. Y recibió el cerrado apoyo del líder del PP.

Ahora, Cs ha tenido una actitud más que prudente con el vicesecretario del PP, en contraste con la reacción al caso Cifuentes. Los naranjas saben que Casado es un adversario de peso con el que, todo apunta, van a tener mucho que hablar y negociar en los tiempos venideros.

Comenta esta noticia
Update CMP