21 de septiembre de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

En casa del herrero: Telecinco envía un comunicado inaudito sobre Kiko Hernández

Kiko Hernández no quiere ni una foto de sus hijas, ni siquiera pixeladas.

Kiko Hernández no quiere ni una foto de sus hijas, ni siquiera pixeladas.

El famoso colaborador del corazón de Telecinco se ha hecho un lugar en el mundo cada tarde desde "Sálvame" pero curiosamente ha tomado una drástica decisión en torno a su propia existencia.

Ha dedicado gran parte de su vida y ha logrado una buena posición profesional y el reconocimiento público ganándose el pan hablando de la vida privada de los demás. El colaborador de Sálvame, Kiko Hernández, analiza de lunes a viernes y a veces también los fines de semana, los intríngulis de la intimidad de los famosos.

Pero curiosamente Telecinco y el propio Kiko Hernández han emitido un comunicado a través de sus abogados dirigido a los medios de comunicación (entendemos que también los de Mediaset que dedica buena parte de sus contenidos al corazón) para expresar su deseo de preservar la intimidad de sus hijas mellizas.

En el texto indica que quiere protegerlas "frente a cualquier intromisión en sus derechos fundamentales, a su imagen personal y familiar y a su honor".

Cabe recordar que el exconcursante de Gran Hermano que se convirtió en tertuliano de referencia de Telecinco cumplió en 2017 su sueño de convertirse en padre. Desde que Jimena y Abril llegaron a su vida por gestación subrogada, Hernández ha mantenido a las mellizas totalmente alejadas de los focos de las cámaras y de los programas para los que él mismo trabaja.

Ahora ha dado un paso más y ha querido dejar constancia mediante el comunicado de marras de su decisión sobre la privacidad y seguridad de sus hijas, que "tienen el mismo grado de protección que cualquier otro menor, independientemente de que su padre sea una persona conocida en los medios por su trayectoria profesional".

No es una recomendación, es una amenaza: "D. Kiko Hernández no va a permitir ningún tipo de seguimiento ni acoso, ni persecución de reporteros o fotógrafos cuando esté acompañado de sus hijas". Vamos, que en caso de que salgan a la luz fotografías de sus hijas, aunque estén pixeladas, el colaborador de Telecinco emprenderá acciones legales. 

Comenta esta noticia
Update CMP