La violencia de los CDR en Cataluña descoloca al Gobierno de Puig

Ximo Puig, presidente de la Generalitat Valenciana

Ximo Puig, presidente de la Generalitat Valenciana

Sólo Puig exige a los políticos catalanes que se asegure la libertad de circulación de los transportistas. Ni Compromís ni Podem se pronuncian de sobre los incidentes de este fin de semana.

Los incidentes que se han registrado este fin de semana en las carreteras por parte de los CDR (Comités de Defensa de la República) en Cataluña han levantado la preocupación entre los transportistas en ruta por la Comunidad Valenciana ante el temor a nuevos colapsos y la tensión que se genera. Sin embargo, al gobierno del Botànic parece haberle pillado descolocado la agresividad de los que apoyan el procès.

Ni Compromís ni Podem se han pronunciado todavía sobre estos incidentes, que podrían pasarles una 'factura electoral' por las consecuencias económicas que la situación puede tener en el sector económico valenciano  y que están obligando ya a los transportistas a realizar rutas alternativas.

Sólo el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha hablado del problema. No lo hizo ayer, lo ha hecho horas después de que la vicesecretaria regional del Partido Popular de la Comunitat Valenciana (PPCV), Elena Bastidas, le recordara que no había hecho ningún comentario respecto a los cortes de la AP-7 ni a los anuncios de cortes y movilizaciones en Cataluña, pese a las repercusiones que esto podía tener en la economía valenciana.

Por eso, Puig ha dado la cara y ha dicho que se siente "muy preocupado por la situación que se está produciendo estos últimos días" en Cataluña, por "la escalada verbal de algunos dirigentes de la Generalitat catalana" y, sobre todo, "por la violencia que se está produciendo".

"Es necesario una reflexión urgente", ha asegurado Puig, al tiempo que ha recordado que responsables políticos "tienen una gran responsabilidad respecto a la convivencia" y ha señalado que las Fuerzas de Seguridad "deben actuar porque, entre otras cosas, son los garantes de las libertades".

En este sentido, ha pedido a los dirigentes políticos de Cataluña, y en general, que tengan la mirada ética que se merece una sociedad", pues, según ha defendido, "la convivencia es el factor más importante de progreso de una sociedad, es un elemento básico y, por tanto, contribuir a la crispación y a la confrontación es una enorme irresponsabilidad".

Los CDR y 'ATUREMVinaròs '

Justo ayer, poco después de conocerse los incidentes producidos, la vicesecretaria regional del PPCV, Elena Bastidas, señalaba que "el creciente avance de las movilizaciones separatistas organizadas estos días y las previstas las próximas semanas repercuten directamente en la economía valenciana afectando a sectores tan sensibles como el turismo por carretera, los desplazamientos de valencianos, el sector del transporte, el citrícola u otros sectores basados principalmente en la exportación de sus productos. La economía valenciana se va a resentir por extensión de todo este intento de paralización con protestas permanentes que pretende el gobierno catalán".

Sorprendentemente Bastidas no ha citado expresamente el caso de Ford-Almussafes, que representa el 18% del PIB valenciano. 

 

La dirigente popular apunta que "estas organizaciones de los CDR ya han convocado cortes en carreteras con la frontera con Vinaròs bajo el lema 'ATUREMVinaròs', entre otras, y ha acusado al Consell no solo de no hacer nada, sino de mirar hacia otro lado "llegando a mostrar complacencia y conformidad de algunos de sus miembros conformes con las tesis que alientan estas movilizaciones violentas".

“En nuestras calles ya hemos visto lazos amarillos, manifestaciones de apoyo y todo tipo de actos a favor del separatismo catalán y de los presos que alientan estos comportamientos. Los políticos de Compromís están logrando que cada día avancen un poco más esta ideología extrema, introduciendo la hoja del ruta del separatismo catalanista poco a poco en las instituciones valencianas" ha manifestado Bastidas. 

Comenta esta noticia
Update CMP