16 de septiembre de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El desprecio de la colaboradora de Telecinco a compañeras como Carlota Corredera

Dicen que el mayor es no hacer aprecio y a la ex de Mediaset se le podría aplicar el cuento perfectamente con respecto a algunos de sus colegas más famosos de cadena. Indirectas muy directas

Cristina Rodríguez está de celebración ya que ha decidido pasar por el altar y ya está contando los días para darse el 'sí, quiero' con Raúl García Gil. Pero antes de eso, la estilista ha querido hablar sobre la publicación de la revista ¡Hola! con las imágenes de la boda de Belén Esteban: "Yo me alegro muchísimo que ella haya salido muy grande. A veces somos muy clasistas y nos creemos ciudadanos de primera, más guay unos que otros. Lo que está claro es que Belén Esteban interesa a la gente, y por eso la han puesto tan grande porque le interesa a la gente. La gente de la calle no conoce a María Pombo, y creo que deberían haber puesto a Belén sola en portada", opinó.

De unas bodas nos sumergimos en otra y es que la diseñadora de vestuarios se acaba de prometer con su futuro marido y  ha querido contar cómo fue esa pedida de mano por parte de su ahora prometido: "Nos fuimos a París, era mi cumpleaños y estuve trabajando ahí. Él vino conmigo y me dijo: Iba a ser difícil que estas cosas se reunieran y es el momento de pedirte matrimonio", desveló Rodríguez. 

Eso sí, la estilista ha prometido hacer una boda muy íntima, "estoy feliz organizando la boda, queremos una boda pequeña, con amigos y familia. Para mí es muy importante que la boda sea con mi familia y amigos y que ellos sean más importantes que yo y mi chico", manifestó la diseñadora. 


En cuanto a la polémica sobre los móviles en las bodas de Belén Esteban y Pilar Rubio, Cristina quiso manifestar su opinión al respecto: "Me gustaría que tengan móviles, que se emborrachen y que cada uno haga lo que quiera". Con respecto a la lista negra de los colores y la vestimenta prohibida en la boda de Sergio Ramos y Pilar Rubio, "si uno quiere ir con unos vaqueros, que vaya, creo que cada y uno tiene que ser fiel a su estilo, como yo lo soy". 

El vestido de la novia y los invitados son algunas de las cosas más importantes de una celebración como esta, pero Cristina todavía no tiene muchas cosas pensadas de su look, "no tengo nada pensado, ni siquiera el traje. Sé los zapatos, pero no tengo pensado nada. Pero, sé quién me va a hacer el vestido y me lo haré dos meses antes como mucho porque si no me aburro y cambio de vestido", desvela la diseñadora de vestuario y estilista. 

Eso sí, al ver los vestidos de las novias que han decidido pasar por el altar el pasado mes de junio, a Cristina no le ha dado ninguna pista sobre cómo diseñar su vestido de ensueño: "Algunas me han gustado y otras no, pero a mí me vais a poner a parir cuando me case. Me lo pondré todo, un poco de drag queen, quiero ir como soy, más discreta que cuando me casé por primera vez que iba en pelotas, sobre todo porque ya no tengo edad para enseñarlo todo". 

En cuanto a los invitados, tanto Cristina como Raúl están negociando la cantidad de invitados ya que quieren una boda íntima, "estamos negociando la cantidad de invitados y tengo que hablar con él antes de hablar con mis amigos", declaró la estilista. 

Eso sí, Rodríguez ha dejado claro que algunos compañeros del Cámbiame de Telecinco y Cuatro a los que tienen mucho afecto podrían ser invitados a su boda, "tengo mucho vínculo con Natalia y con Juan Avellaneda, vamos a ver cómo lo podemos hacer de grande o pequeño, y si les invito estaré encantada y si no, me iré a cenar con ellos y nos divertiremos", confesó Cristina sin mencionar a sus otros compañeros de programa como Pelayo Díaz, Marta Torné, Carlota Corredera o Paloma González Durántez. ¿Una manera indirecta de dejar claro que no hay tan buen rollo con ellos como con otros compañeros?

 

Comenta esta noticia
Update CMP