Incidentes en la tensa manifestación vespertina de Valencia

Primeros incidentes en una jornada de alta tensión en Valencia. La policía ha evitado que se produjeran males mayores.

La tradicional manifestación vespertina del 9 d'octubre ha registrado diversos incidentes antes incluso de ponerse en marcha en la Plaza de San Agustín donde se habían concentrado los convocantes, la comisión nacionalista de izquierda 9 d'Octubre,  y a la que se había unido grupos de radicales de la CUP. Decenas de ciudadanos con senyeras y banderas españolas también se congregaron en las inmediaciones. En un primer momento, los enfrentamientos fueron verbales hasta que la tensión estalló y la policía tuvo que intervenir para tratar de disolver a los extremistas.

Un grupo de manifestantes con banderas esteladas y lemas alusivos a los Païssos Catalans, entre los que figuraban miembros de la CUP,  protagonizó enfrentamientos con radicales de extrema derecha, según distintas fuentes, que en algún caso ha acabado a golpes. La policía tuvo que intervenir en varias ocasiones para dispersar a los más violentos.

Entre tanto, la marcha alteró su recorrido previsto. Discurrió por la calle Xàtiva y Colón, escoltada por unidades antidisturbio en varios frentes. Un grupo de agentes al inicio de la manifestación, otro por lo laterales, y otra unidad, aún más numerosa, dividía a los participantes, de otros ciudadanos con banderas españolas y senyeras.

En la Porta de la Mar, y no en el Parterre, como estaba previsto, se leyó el manifiesto "Sí al valencià" por parte de uno de los responsables de la Comissió 9 d'Octubre y miembro de Acció Cultural del País Valencià, Toni Gisbert.

El dispositivo policial, formado también por unidades antidisturbios, ha protegido a la comitiva por la calle de Colón y ha llevado a cabo varias cargas ante peleas que se estaban produciendo entre simpatizantes de uno y otro bando.

Los incidentes más graves se produjeron en las calles aledañas a la plaza de San Agustín, tal como se reproduce en el vídeo captado por EsdiarioCV. Se desconoce si hay detenidos. 

En la marcha de la Comisión 9 d'Octubre participaron destacados representantes sindicales, miembros de Esquerra Unida, como Ricard Sixto, Rosa Pérez, así como alcaldes y cargos de Compromís y Podemos, entre ellos Rosana Pastor, todos ellos en la cabeza de la manifestación.

Podemos pide la dimisión del Delegado del Gobierno

Podemos ha reclamado la dimisión del delegado del Gobierno en la Comunitat, Juan Carlos Moragues, "por haber permitido que una contramanifestación ilegal de grupos de ultraderecha" se cruzara con la convocada legalmente por la Comissió 9 d'Octubre esta tarde en València. Con todo, en dicha contramanifestación se fueron uniendo de forma espontánea ciudadanos y un buen número de curiosos.

Esta manifestación, convocada en defensa del valenciano "como espacio de encuentro, diálogo y consenso por organizaciones políticas, sociales y culturales y sindicales", se ha encontrado según Podemos desde su arranque con "grupos de extrema derecha que han roto la manifestación y han agredido brutalmente a varios manifestantes".

La manifestación de ultra derecha no estaba convocada

Por otra parte, desde Delegación del Gobierno en la Comunitat Valenciana se ha asegurado que la manifestación ultraderechista que se ha celebrado en València en la Plaza de San Agustín, donde arrancaba la marcha de la Comissió 9 d'Octubre, en defensa del valenciano y a la que había anunciado su presencia otra de la CUP, Arran y Endavant a favor de la independencia, no estaba comunicada y, por lo tanto, tampoco autorizada. 

Mientras se apunta directamente a militantes de formaciones de extrema derecha, fuentes oficiales confirman a EsDiarioCV que también se encontrarían algunos miembros activos de los los Yomus.  

Según distintas fuentes, un total de 16 furgones de la Policía Nacional intervinieron para mantener separados a un grupo de unas 150 personas con banderas españolas y a otro grupo de una treintena de simpatizantes de la CUP y otros claramente independentistas.

 

Ataque a la sede de UPV

Por su parte, en este 9 d'Octubre un tanto convulso, también desde EUPV su coordinador David Rodríguez ha denunciado que la sede de la formación de izquierdas en la calle Borrull de València, ha sido víctima durante la madrugada de un ataque vandálico por toda la fachada del edificio, al que han lanzado pintura de color marrón, que ha salpicado las viviendas de los vecinos del inmueble.

 

 

 

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP