Sigue el caos en FGV: Dimiten la jefa y el número dos de MetroValencia

Pilar García Reche, la consellera Salvador y  el anterior director de FGV.

Pilar García Reche, la consellera Salvador y el anterior director de FGV.

Nuevo capítulo en el caos organizativo en Ferrocarrills. La directora del Tram de Alicante presentó su dimisión. El número dos en el MetroValencia también está harto ya ha sido relevado.

Ni un año y medio lleva en el cargo la directora del Tram de Alicante, Pilar García Reche. Una eternidad, no obstante, si se compara con los quince días que estuvo su antecesor Francisco San Martín al frente de la empresa ferroviaria. La primera, con cualificación de técnico; el segundo, maquinista, ambos con carné socialista, recibieron la confianza de la consellera María José Salvador para gestionar firma pública.

Pilar García Reche, hermana del director del Instituto Valenciano de la Innovación, ha presentado su dimisión. Prefiere volver a su puesto tras una etapa convulsa en Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana. Coincidiendo con el inicio del curso escolar los sindicatos están realizando paros con el perjuicio para los usuarios. Las jornadas de huelgas están previstas hasta el próximo mes. La conselleria trata de parar el golpe. Aún así, ya ha trascendido la presentación de su renuncia y su profundo malestar.

La marcha del director del área de Explotación en MetroValencia, José Ferri, se confió ayer. El número dos en la organización había mostrado su hartazgo hace meses por el devenir en la empresa.  Fuentes sindicales confirmaron la falta de sintonía de este histórico en FGV con la estrategia marcada por la Conselleria de Territorio. Desde la llegada del gobierno del Botánico, Salvador ha apostado por limitar la "autonomía" de FGV. A Ferri le sustituye Tomás Cebrián, ingeniero de caminos que estaba en la unidad de mantenimiento e instalaciones fijas.

En poco más de dos años, se ha cambiado en cuatro ocasiones el organigrama de FGV, incluido el relevo del gerente en MetroValencia y los comentados en el Tram de Alicante. Una política que, para la oposición, está guiada por la improvisación y la falta de criterio y, al mismo tiempo. Los criterios puramente profesionales tiene menos peso que los políticos en los puestos en el staff.

Al margen del caos organizativo, los usuarios están sufriendo los efectos de los paros, tanto en Alicante como en Valencia. Andenes y trenes llenos de viajeros en horas punta, lo que está dificultado la movilidad cada vez más complicada en la capital de la Comunidad. La huelga cumplirá un mes el domingo y se prolongará, si antes no hay acuerdo, hasta principios del mes próximo. En el caso del tranvía de Valencia la huelga viene aún de más lejos. Los sindicatos de maquinista lideran la protesta. Los trabajadores tienen un amplio catálogo de reivindicaciones entre ellas descansos mínimos entre turnos.

La consellera, a pocos días de tomar posesión del cargo, se reunió con una amplia representación de empleados de FGV comprometiéndose a atender sus peticiones. La conflictividad lejos de decrecer ha aumentado. Lo que sí se ha confirmado ha sido el anuncio de Salvador de cambios en FGV. Voy a dar la vuelta como si fuera un calcetín, vino a decir. Un calcetín que, por lo visto, está repleto de agujeros.

Comenta esta noticia
Update CMP