19 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Rivera pone contra la pared a Sánchez y a Borrell con las embajadas catalanas

El líder de Ciudadanos desafía a Borrell a hacer ahora como ministro lo que defendía cuando encabezaba manifestaciones, hace escasos meses, contra el separatismo.

Hace apenas unos meses, Albert Rivera aplaudía con gusto a Josep Borrell, como también lo hacían políticos de otros partidos distintos al que en origen tenía este político catalán. Eran los tiempos en que Borrell encabezaba las manifestaciones de Sociedad Civil Catalana contra el separatismo y clamaba desde el atril por los derechos de todos los ciudadanos.

Pero eso ha cambiado. No tanto Borrell, que sigue pensando igual, como el ministro de Asuntos Exteriores de Pedro Sánchez, que no parece tener más remedio que mirar para otro lado o, tal vez, tener una discursión diaria con su jefe de filas, mucho más laxo en la cuestión catalana y bastante más tolerante con los excesos que comete.

Y el presidente de Ciudadanos, rendido admirador del otro Borrell, no piensa consentirlo y ha lanzado un desafío al ministro y a su jefe que pone en un aprieto, haga lo que haga, al primero: a ambos les ha exigido que cierren las 'embajadas' catalanas y no permita que se abran otras nuevas.

 

"Pedimos al señor Sánchez y al señor Borrell que comuniquen al Gobierno de Cataluña que van a cerrar las 'embajadas' y que no se va a abrir ninguna más", ha declarado en rueda de prensa al término de la reunión de la Ejecutiva permanente del partido.

Rivera ha subrayado que las comunidades autónomas "no hacen política exterior" y, sobre todo, las delegaciones de la Generalitat de Cataluña en el extranjero "no tienen que atentar contra los intereses de España", que es lo que considera que hacen actualmente "con el dinero de los españoles".

Y una prófuga

Además, ha señalado que al frente de la delegación de Bruselas está Meritxell Serret, procesada por el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena en la causa contra el proceso independentista, una "prófuga de la Justicia" española.

 

 

"Volver al Constitucionalismo"

"Todo esto lo está permitiendo Sánchez", que ha decidido "mirar hacia otro lado", ha criticado, antes de preguntar al jefe del Ejecutivo qué más tiene que hacer la Generalitat "para que decida cambiar de criterio y volver al constitucionalismo" que acordó aplicar el artículo 155 de la Constitución en Cataluña.

 

Por último, el líder de la formación naranja ha acusado al Gobierno central de otorgar a esa comunidad "rango de Estado o de nación" en las reuniones de Sánchez con el presidente catalán, Quim Torra, y de Borrell con el conseller de Acción Exterior, Ernest Maragall. "¿A quién se le ocurre, si no a Sánchez, legitimar al señor Maragall?", se ha preguntado al recordar que este conseller es el responsable de Diplocat

El 'silencio'

Mientras, Borrell calla. Quienes está cerca de él saben que piensa lomismo que siempre del separatismo y que considera imposible entenderse con personajes como Quim Torra o Carles Puigdemont, a quienes hace nada tildaba en público de "supremacistas". Ahora todo ha cambiado, al menos en público, y el interrogado es él. Por un joven político que le admiraba sin disimulo.

Comenta esta noticia
Update CMP