02 de abril de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Cs se teme esta jugarreta de los "indepes" aprovechando la marcha de Arrimadas

El representante de Cs en la mesa del Parlament, José María Espejo-Saavedra.

El representante de Cs en la mesa del Parlament, José María Espejo-Saavedra.

El representante naranja en la Mesa del Parlament, José María Espejo-Saavedra, ha sido un auténtico azote de ERC y Junts. Y ahora puede ser víctima de una vendetta.



El nuevo presidente de Cs en el Parlament, Carlos Carrizosa, ha confiado este martes en que no haya "maniobras" de otros grupos para obstaculizar la sustitución de José María Espejo-Saavedra como vicepresidente segundo de la Cámara catalana y se respete que sea un diputado del partido naranja.

"No tenemos ninguna indicación de que se vaya a producir una maniobra inesperada para evitar que se produzca esta sustitución natural, que es la que esperamos que se haga sin incidencias", ha afirmado en rueda de prensa este martes el sustituto de Inés Arrimadas en la cámara autonómica.

Cs ha propuesto que el hasta ahora secretario tercero de la Mesa del Parlament, Joan García, releve a Espejo-Saavedra como vicepresidente segundo, y en su lugar entre en la Mesa la diputada Laura Vílchez.

Carrizosa ha defendido que la composición de la Mesa refleja las mayorías que hay en la Cámara y que Cs tiene dos miembros porque es el principal grupo, por lo que cree que debe respetarse este reparto.

Considera que es un caso "muy distinto" al que sucedió con la designación del primer secretario del PSC, Miquel Iceta, como senador, que fue bloqueada por los grupos independentistas, ya que se trata de un sistema de votación diferente y no es necesario tener el voto favorable de los otros grupos.

Además, ha recordado que en el caso del veto a Iceta no se cuestionó que el senador debía ser del PSC, de manera que entiende que tampoco se cuestionará que el relevo de Espejo-Saavedra -elegido diputado en el Congreso- sea de Cs.

 

Comenta esta noticia
Update CMP