25 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Un edil de Carmena confiesa que ocultaron el atestado que exculpaba a la Policía

Manuela Carmena, flanqueada por Jorge García Castaño y Marta Hergueras.

Manuela Carmena, flanqueada por Jorge García Castaño y Marta Hergueras.

Aunque supieron desde el primer minuto que el mantero fallecido no había sido acosado por la Policía, Ahora Madrid hizo correr el bulo. La situación es insostenible en Cibeles.

Transcurridos cuatro días desde la trágica muerte del mantero senegalés Mmame Mbaye, ha quedado demostrado documentalmente que los responsables municipales madrileños sabían desde el primer minuto que el fallecido no había sufrido ningún tipo de acoso por parte de la Policía Municipal. 

Sin embargo, ni se han producido aún dimisiones en el equipo de Manuela Carmena, ni la alcaldesa ha anunciado cese alguno. 

El portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid ha revelado este lunes que ya el primer atestado policial en poder del concejal de Seguridad, Javier Barbero, confirmaba que Mbaye no sufrió ningún tipo de acoso policial.

Es más, seis agentes -de la Policía Municipal y la Policía Nacional- se turnaron durante más de veinte minutos para efectuar maniobras de reanimación al inmigrante senegalés, que había caído fulminado por un paro cardíaco. La autopsia ha revelado además que el joven sufría una malformación crónica en el corazón.

Y mientras algunos concejales del sector más radical de Ahora Madrid, como Rommy Arce o Monserrat Galcerán (Ganemos), siguen acusando a la Policía de usar la violencia, el propio Barbero ha reconocido este lunes que aunque sabían desde primera hora que los agentes no habían tenido nada que ver con el suceso no dijeron nada "por respeto".

 

El inmigrante senegalés Mmame Mbaya, fallecido de un infarto en el barrio madrileño de Lavapiés el pasado jueves.

 

Mientras PP, PSOE y Ciudadanos ultiman una batería de iniciativas para el próximo Pleno del Ayuntamiento, los concejales más activos en la difusión del bulo afrontan ya las primeras consecuencias. Varios sindicatos de la Policía se han querellado ya contra la edil Rommy Arce por este polémico tuit. Y también contra Juan Carlos Monedero y el portavoz del Sindicato de Manteros, Malick Gueye, entre otros, a los que acusa de un delito de incitación al odio.

Por su parte,  su compañera en la Corporación, Monserrat Galcerán,  ha acusado a sus propios compañeros del equipo de gobierno de "criminalizar a los pobres":

Y es que los graves disturbios registrados durante la madrugada del viernes y también este sábado han terminado de dinamitar la difícil convivencia entre los distintos sectores que conviven en Ahora Madrid. Y han demostrado que Manuela Carmena es incapaz de gobernar a sus propios concejales. Por impotencia o por incapacidad.

Comenta esta noticia
Update CMP