01 de junio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Los secretos del polémico estreno de Cristina Cifuentes con Risto Mejide

La expresidenta de la Comunidad de Madrid debutó en "Todo es Mentira" entre el humor negro que gastaron con ella. Éstos son los secretos de ese debut.

Cristina Cifuentes, expresidenta de la Comunidad de Madrid, dijo finalmente "no" a su participación en la próxima edición de Supervivientes de Telecinco. Pero ello no ha impedido que se convierta en una de las nuevas caras habituales de Mediaset.

Lo que no ha podido lograr Jorge Javier Vázquez si lo ha conseguido, en cambio, Risto Mejide, que ha fichado a la ex política del PP como tertuliana en su programa de las sobremesas de Cuatro, Todo es mentira.

Casi todo el mundo sabe ya a estas alturas cómo fue el estreno, entre bromas muy negras sobre las cremas y los vídeos que hicieron dimitir a la dirigente. Pero hay más. Si Cifuentes se esperaba un debut plácido al cien por cien, estaba muy equivocada, porque en su primer día en el programa, el pasado martes, se llevó un zasca de aupa por parte del propio presentador.

Todo comenzó cuando Mejide y sus colaboradores, entre ellos la propia Cifuentes, estaban tratando la crisis mundial del coronavirus. El presentador quiso saber la opinión de todos ellos.

"En principio no te mueres por este virus; es peligroso para personas muy mayores o con el sistema inmunológico deprimido", dijo cristina Cifuentes, que considera "peligroso" generar alarmismo.

Y fue entonces cuando Risto Mejide quiso humillarla, mezclando el coronavirus con la polémica que aceleró la dimisión de Cifuentes como jefa del Ejecutivo madrileño, en 2018, más allá del escándalo del trabajo de fin de máster.

El hurto perpetrado por la ex política en el Eroski situado frente a la Asamblea de Madrid y cuya grabación corrió por las redacciones como la pólvora: : 'Y tú que eres una experta, ¿hay cremas contra el coronavirus?', la espetó Mejide.

Sin embargo, el torpedo de Risto a Cifuentes no alcanzó su objetivo porque, lejos de amilanarse, Cifuentes aceptó con deportividad la pregunta trampa: acompañó a las risas de los congregados en el plató con su propia risa y contestó con desparpajo: "Seguro que hay alguna".

Más programas y más políticos

Hasta ahí, la historia conocida. Ya menos lo es que, si no cambia nada, la puesta de largo de Cifuentes no será un hito casual: Mediaset quiere contar con ella para el programa de Mejide, una de las más gratas sorpresas de audiencia en Cuatro, y también para otros espacios de Telecinco, con el emblemático de Ana Rosa Quintana al frente.

Fuentes del sector aseguran a ESdiario que la expolítica ha reciido una oferta muy cuantiosa para reconvertirse en contertulia, pero no es concursante de nada: comenzaría por los espacios de análisis político y no se descarta que luego, como jurado, lo haga en otros de entretenimiento.

Se trata de una estrategia muy personal de Paolo Vasile, el jerarca de Mediaset, que también ha barajado para otros personales políticos de recorrido, casos de Juan Carlos Monedero o Albert Rivera, de momento sin concreciones en ambos casos.



Comenta esta noticia