El césped del Parc Central, quemado y estropeado un mes después de inaugurarse

El antes y el después del césped del Parc Central de Valencia.

El antes y el después del césped del Parc Central de Valencia.

La afluencia de personas que pasan por el céntrico pulmón verde valenciano y la falta de mantenimiento del Ayuntamiento empieza a hacer mella en el césped y en la zona de pradera y de huerta

Era uno de los parques más deseados de la ciudad de Valencia especialmente por los vecinos de Ruzafa y Malilla, que habían visto durante 40 años terrenos en los que había solares, basura y degradación. Pero, tan solo un mes y ocho días después de su inauguración, el césped del Parc Central está totalmente quemado y estropeado. 

Los 110.000 metros cuadrados de zonas verdes y naves ferroviarias rehabilitadas para servicios públicos de la primera fase del parque (el 40% del total), cuya ejecución comenzó en febrero de 2015 y fue inaugurada el pasado 17 de diciembre, empiezan a sentir la afluencia de la gente. Las personas que a diario -aunque sobre todo los fines de semana- pasan por este céntrico pulmón verde valenciano y la falta de mantenimiento del Ayuntamiento de la ciudad, ya han hecho mella en el césped y en la zona de pradera y de huerta, que están quemados y destrozados, como pueden ver en las imágenes. 

Fotos: Valencia Escucha

Las zonas verdes más estropeadas -por ser las más concurridas- son las de los juegos infantiles, el tobogán-plataforma deslizante, los espacios de pradera, la de las mesas de picnic en el entorno de la alquería, la huerta jardín, la de las fuentes interactivas y parte de los 6 kilómetros de caminos y paseos del parque.

Fuentes de la sociedad Parque Central explican que "el parque ha estado sometido al lógico estrés al que ha hecho frente de forma razonable, teniendo en cuenta el período de rodaje que lleva consigo la puesta en servicio de un equipamiento de esta categoría". Y añaden que "las bicicletas o patines a velocidad excesiva y los papeles o plásticos que algunos usuarios poco cívicos tiran por el suelo no contribuyen a que las zonas verdes se conserven".

Las Asociaciones de Vecinos de Malilla y Russafa, desde la puesta en funcionamiento del Parc Central, se han mostrados satisfechos con el jardín, pero han pedido un mantenimiento adecuado así  como más zonas con sombra. Ahora falta saber si el Ayuntamiento de Valencia y su concejala de Medio Ambiente, Pilar Soriano (Compromís), deciden arreglarlo o regar más las zonas verdes. 

Comenta esta noticia
Update CMP