26 de septiembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Ayuso no quiere un confinamiento masivo pero no descarta un cierre parcial

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso

La presidenta regional tomará medidas más restrictivas en la movilidad de los madrileños para frenar la epidemia.

El Gobierno de la Comunidad de Madrid intentará atajar aún más la expansión del virus pero sin llegar al confinamiento total de la región. Por ello, ya no descarta que el próximo viernes se anuncien medidas más restrictivas por zonas para evitar la expansión del covid.

De hecho, fuentes oficiales del Gobierno de Ayuso han confirmado a ESdiario que "en el Consejo de Gobierno de hoy no está previsto ningún confinamiento". Además, han añadido que el viceconsejero de Salud Pública y Plan Covid-19, Antonio Zapatero, "tiene previstos distintos escenarios, entre ellos el posible confinamiento selectivo de barrios", aunque "la decisión se tomará el viernes".

 Tal y como ha explicado el propio Zapatero en una rueda de prensa, los confinamientos selectivos se harán en función de la incidencia del virus, aunque según el viceconsejero "la dificultad estructural de algunas zonas y municipios hace que tengamos que reflexionar mucho sobre cómo hacerlo".

Además, ha anunciado que se aplicarán nuevas restricciones a la movilidad y a las reuniones sociales, limitadas a 10 personas en la actualidad, sin llegar a especificarlas, aunque sí que ha dejado claro que no se plantean cerrar la hostelería, pero sí reducir los aforos.

Junto a ello, y cuestionado sobre la posibilidad de cerrar Madrid, Zapatero ha afirmado que el Gobierno regional "no tendrá dudas a la hora de tomar la medida que sea necesaria". "Lo que se pondrá en marcha este fin de semana ya es una medida muy importante. Si la situación no avanza, Madrid tomará las medidas que tenga que tomar para proteger a la ciudadanía", ha asegurado.

De hecho, ha insistido en que estas medidas se tomarán de cara al fin de semana puesto que "Madrid quiere adelantarse y reducir la cifra de contagios de cara al otoño. La situación ahora está contenida, pero pretendemos instar a que línea de infectados empiece a disminuir".

Además, ha apelado a la responsabilidad, ya que "hay una relajación ciudadana que no nos podemos permitir. Lo vemos cada día en la calle. Es momento de insistir como nunca en el mensaje de responsabilidad y cumplimiento de las medidas adoptadas".

Comenta esta noticia