30 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Aitor Esteban se lanza al cuello de la Monarquía y le machacan con Zaldíbar

Aitor Esteban, en Barcelona

Aitor Esteban, en Barcelona

El portavoz del PNV, socio de Sánchez, abre otra polémica con una comisión de investigación contra la Corona. Pero le recuerdan sus vergüenzas, que son muchas.

 

 

Empieza a extenderse la idea de que, aprovechando incluso la pandemia de coronavirus, algunos quieren aprovechar el colapso de los ciudadanos con ese tema para progresar en algunas de sus batallas políticas de siempre, como el acoso a la Monarquía.

Podemos, que se había comprometido con el PSOE a olvidarse de esa cruzada, no se resistió a movilizar "con la boca pequeña" a sus huestes para organizar una cacerolada contra Felipe VI coincidiendo (qué mal gusto) con su discurso sobre la pandemia: lo hizo a regañadientes, para que no se enfadaran los suyos. Pero lo hizo. Y estando en el Gobierno, un hecho sin precedentes.

Pero quien se ha llevado la palma parlamentaria ha sido el PNV, con su portavoz en el Congreso, Aitor Esteban, anunciando que ha presentado, junto a otros partidos que juntos conforman lo mejor de cada casa, la intención de crear una comisión de investigación de toda la actividad de la Casa Real.

 

 

Sin mucho recato, exhiben que su objetivo real, que tiene de los nervios al conjunto del Gobierno: servirse de los problemas de Juan Carlos I y sus (infames probablemente) líos económicos, para atacar a su heredero, impecable en la respuesta institucional a las sospechas sobre su padre.

 

Y claro, es tan evidente que el PNV, Podemos y ERC coinciden en ese fin y esgrimen como coartada al Rey Emérito, que a la gente no se le ha pasado por alto y le han recordado al peneuvista, decisivo por cierto en la moción de censura a Rajoy; sus múltiples vergüenzas. Alguna aún viva, por cierto, como la escandalosa gestión del vertedero de Zaldíbar, donde aún hay dos trabajadores sepultados:

 

 

O éste otro que añade, al bochorno del basurero en cuestión, algún que otro caso de corrupción del partido nacionalista, condenado no hace mucho pese a la desmemoria que parece mostrar el bueno de Aitor Esteban:

 

 

Claro que para tuit definitivo, replicado con crueldad, el que en las últimas horas hizo el ínclito Gabriel Rufián para hacerse el gracioso con respecto a la figura de Felipe VI, sobre el que pesa un mantra absurdo al respecto de la legitimidad de su elección: más del 90% de los españoles eligió en referéndum nacional a la Monarquía Parlamentaria como sistema democrático, lo que le da una legitimidad como mínimo idéntica a la del presidente del Gobierno, que también es elegido de manera indirecta por los diputados:

 

Comenta esta noticia
Update CMP