L. Romero: “Sabíamos que los inmigrantes se escaparían, las paredes son de tela"

El dirigente vecinal alicantino reprocha al Consell que tomen medidas "a salto de mata" sobre el hospital de campaña / FOTO: O.A.

El dirigente vecinal alicantino reprocha al Consell que tomen medidas "a salto de mata" sobre el hospital de campaña / FOTO: O.A.

El Presidente de la AAVV Campoamor-Plaza de América denuncia inseguridad por la llegada de los inmigrantes al hospital de campaña y reclama que se repartan por toda la Comunidad Valenciana

Luis Romero Vílchez es un ‘activista vecinal’ de los de siempre. Presidente de la Federación Cultural de Andalucía al Sur de la Comunidad Valenciana y Presidente de la Asociación de Vecinos de Campoamor-Plaza de América.

El ofrecimiento de la Consellera de Justicia, Gabriel Bravo, al gobierno de España del Hospital de Campaña de Alicante para acoger a todos los inmigrantes que lleguen en patera a nuestras costas le puso en guardia. La llegada de la primera oleada de 79 personas y su ingreso y confinamiento en estas instalaciones ha corroborado sus temores.

Asegura que en el barrio hay preocupación, y que los vecinos viven pendientes de lo que pasa en el hospital.

¿Qué situación hay ahora mismo?

Ahora mismo la situación del barrio es de inseguridad. Ya lo sabíamos que iba a pasar. Hicimos un escrito el día 20 de julio, respaldado por 14 asociaciones de Alicante, en cuanto la Consellera ofreció este hospital para todos los inmigrantes, donde advertíamos de que traer aquí a los inmigrantes podría generar problemas de seguridad y alterar la convivencia entre los vecinos. Es una locura.

¿Por qué?

Yo no estoy en contra de la inmigración. Todo el mundo tiene derecho a vivir cada día mejor y buscar calidad de vida para su familia, pero lo que no puede ser es que las Conselleras de Justicia y Sanidad centralicen toda la inmigración de la Comunidad Valenciana en la ciudad de Alicante.

Desde la semana pasada aquí hay movida todos los días. Esta situación ha generado intranquilidad en el vecindario. Los que ahora se están escapando, si están infectados por covid, van a dejar secuelas donde vayan.

Son personas que vienen a España y se quieren escapar. El hospital de campaña es de tela de PVC y con una uña o algo punzante se rompe

Hay vigilancia policial…

Aquí se están destinando agentes de las fuerzas de seguridad que dejan de atender a los vecinos. Hay Policía Local, Policía Autónoma, Guardia Civil y Policía Nacional que han venido de Elche y Benidorm para refuerzos, pendientes de que no se escapen. Con la seguridad del hospital es insuficiente para vigilar a todas esas personas, así que han tenido que habilitar un despliegue policial especial.

Hay que entender que son personas que vienen a España y se quieren escapar. El hospital de campaña es de tela de PVC y con una uña o algo punzante se rompe la tela. No van a tener un policía o un guardia civil en cada esquina. No es un edificio del que solo se pueda salir por la puerta. Aquí hacen un agujero en la tela y se escapan enseguida, como estamos viendo. Esto es una locura de los políticos.

Si no hubiese peligro ¿para qué hay tantos coches patrulla por aquí? ¿Por qué hay Policía Nacional, Guardia Civil y Policía Local? Si no hubiese peligro no habría tanto refuerzo policial.

¿Que se escapen es el mayor temor?

Claro, lógicamente. Los vecinos me dicen que esto no se puede aguantar.

Pero también la falta de atención a los vecinos de Alicante. Ahora mismo han muerto muchas personas por no tener medios. A mi corto entender, si meten a casi cien personas ahí ¿a los de Alicante dónde los van a meter? ¿A la Vila, a Benidorm, a Albacete…?

La primera patera que vino los subieron a la planta C porque parece que Traumatología lo han puesto para controlar el covid de estas personas.

El problema socio-sanitario que se plantea para una ciudad turística como es Alicante, se está viendo agravado por la falta de control de los inmigrantes.

No nos negamos a recibir a inmigrantes. Nos negamos a tenerlos en medio de un núcleo poblacional en Alicante

¿En qué situación están los vecinos?

Los vecinos estamos en contacto por las redes sociales. Todos tenemos amigos que trabajan en el hospital, preguntamos y nos cuentan lo que no nos cuentan los políticos. Aquí quieren esconder lo que está pasando y se pasan la pelota unos a otros. La situación es muy preocupante porque se han escapado ya muchos y la policía no los puede controlar. Y luego los disturbios que provocan dentro. El personal está angustiado y muy saturado.

Nosotros no nos negamos a recibir a personas inmigrantes procedentes de otros países, independientemente de su situación socio- económica y sanitaria. Nos negamos a tenerlos en medio de un núcleo poblacional que hasta el momento está esquivando las graves consecuencias de la enfermedad, gracias a los trabajadores esenciales y al ben hacer de gran parte de los comerciantes y de la ciudadanía.

¿Hay preocupación en el barrio?

Es una alarma social porque todos tenemos familia. Resulta que aquí se escapan y lo que más te viene a la cabeza es tu entorno. Somos egoístas y lo primero que pensamos es en nuestro entorno. Nuestros hijos y nuestra familia…

Pero esto es un problema local de Alicante, no solo de Campoamor o de Plaza de América. Esto es un problema de la ciudad. Los que se escapan no se van a quedar aquí en el barrio, se van por toda la ciudad.

Le pido a la Concejala de Sanidad y al Alcalde que empiecen a mover hilos y le digan a la Generalitat que esto no se puede a centralizar aquí en Alicante. Sabemos que de puertas para dentro del hospital la responsabilidad es de la Generalitat, pero aquí Barcala tendría que hacerle entender a la Consellera que Alicante no puede acoger a todos los que lleguen en patera. Que se repartan en las tres provincias. Que los lleven también a Valencia y Castellón, no solo en Alicante.

Este es un barrio muy transitado…

Es un barrio de gente trabajadora. Los vecinos son muy disciplinados con las normas. Todo el mundo lleva mascarilla y cumple con la normativa. Es un barrio que está muy bien cuidado porque los vecinos nos preocupamos. Si te fijas, es un barrio limpio. Aquí la limpieza está muy bien. En cuanto hay algún problema llamo a Manolo Villar (Concejal de limpieza) y enseguida lo soluciona. Estamos muy preocupados porque el barrio sea un lugar agradable para vivir.

La Plaza de la Cruz Roja la arreglaron hace poco porque estaba en muy mal estado y ahora es un espacio accesible. Aquí también viven muchos trabajadores del hospital. Es un barrio del centro de Alicante, donde todo coge cerca.

Este es un hospital de paso porque hay mucha gente que viene de la provincia, por eso siempre hay mucha gente de toda la provincia por los alrededores, en las cafeterías y en las calles. Sí, es un barrio muy transitado.

Hay debate en las redes sociales de Alicante…

Yo mismo estoy muy preocupado por los vídeos y las fotos que veo cada día. Cada vez que conozco la información que me dan amigos que trabajan en el hospital me escandalizo más.

En el escrito el día 20 de julio ya lo advertíamos, cuando todavía no habían llegado. Cuando la Consellera ofreció el hospital de Alicante para acoger a todos los inmigrantes nosotros ya sabíamos que esto iba a pasar.

La Consellera es una inepta y toma decisiones a salto de mata

¿Si aquí estuviese la Consellera Gabriela Bravo?

Le diría que es una inútil y una inepta. Sabrá de justicia o de derecho, pero no tiene ni idea de temas sociales. Esto no se puede tolerar, que haya tomado decisiones a salto de mata. Si tenía que traer a las personas a este hospital de campaña tendría que haber habilitado las instalaciones. ¡Tenlo preparado!, porque este hospital no estaba preparado. Ni camas, ni mobiliario ni aire acondicionado... Van a salto de mata.

Las instalaciones estaban vacías y tenían que darles uso…

Encendían la luz para simular que estaba preparado, pero no. Todas las noches se veían las luces encendidas pero sin actividad. Se han gastado el dinero en unas instalaciones que no cumplen con las condiciones adecuadas.

Ese es otro error que ha cometido la Consellera Ana Barceló. Teniendo instalaciones que podrían haber habilitado para el hospital de campaña, no sé cómo hicieron este hospital de campaña. Se han gastado aquí más de tres millones de euros en una chapuza. Se cargaron un jardín precioso que había aquí, donde había árboles pagados por los vecinos y los trabajadores, lo han destrozado todo y han montado estas tiendas de campaña que parecen barracas de hogueras.

Ahora que han llegado estos inmigrantes lo han arreglado de cualquier manera. Han traído pequeños aparatos para improvisar, camas, mesas y cosas de última hora. Esto que están haciendo ahí es una salvajada.

Los metieron en el hospital de campaña al principio, pero los tuvieron que pasar a planta porque no había manera de vivir ahí sin aire acondicionado. ¿Cómo van a meter a personas ahí en esos plásticos si eso parece un invernadero?

Hay dos plantas del hospital que en verano las cerraban y este año las van a dejar abiertas por la llegada de inmigrantes.

¿Es solo el principio?

Esto acaba de empezar. Es un efecto llamada. Lo que tienen que hacer los políticos es controlar a las mafias. Esto no son personas que vienen desde África cruzando el continente. Tan tontos no somos. Son mafias que los dejan en el mar. Les cobran lo que no tienen y vienen aquí con la promesa de una vida mejor, de que aquí les van a dar de todo.

Lo que hay que hacer es controlar a las mafias y cortar esos negocios que están arruinando la vida de estas personas que traen aquí.

Llegarán más este verano…

Más huéspedes para este hotel. Y si tú tienes que operarte de cataratas o de un brazo o de una rodilla o de algo así, pues no te puedes operar. Aquí ahora mismo van a paralizar todos los servicios concertados de operaciones para el ciudadano que paga sus impuestos.

Claro, yo lo entiendo. Ahora mismo hay noventa personas y médicos, auxiliares y enfermeros tienen que estar pendientes de esas personas y tienen que dejar lo que tienen detrás. Y esto no ha hecho más que empezar. Y no te extrañe que empiecen a traer más de otros sitios.

Aquí tienen que haber ‘billetes’, porque no se entiende que el gerente del hospital no haya dicho nada. Va a decir que sí, porque es un cargo puesto a dedo por el PSOE. No mira por el bien de Alicante, va a decir lo que le digan sus jefes.

Esto no es nuevo. Yo estoy peleando en este barrio por la sanidad pública y por el ambulatorio porque es nefasta la dirección. Y aquí pasa lo mismo. El gerente tiene muy buenas palabras, pero luego no se preocupa por los alicantinos.

Comenta esta noticia