22 de septiembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El dato más terrible: España registra el mayor número de muertes de su historia

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez

En términos globales, durante los tres meses marcados por la pandemia de coronavirus se ha producido un aumento de las muertes de 40.059 personas respecto a las cifras de 2019.

Dantesco. Ése es el término correcto para definir los tres meses sufridos por España desde marzo, con una estadística que lo dice todo: las cifras de fallecidos en España ha tenido su punto más alto en el mes de abril, desde que se realizan estadísticas al respecto. La espeluznante cifra de 56.291 personas fallecidas supone un desgraciado récord histórico, ya que en el mismo mes de 2019 se registraron 32.441 decesos.

De esta manera, se ha produce una diferencia en el número de muertes de 23.850 personas lo que supone un 73% más, a pesar de que el día con mayor cifra de decesos en España respecto al año anterior fue el 31 de marzo, cuando fallecieron 2.963 personas.

 Y es que, abril y marzo han sido los meses en los que la pandemia de coronavirus ha azotado con mayor virulencia. De hecho, en marzo también se registró un exceso de la mortalidad del 48% más, ya que fallecieron un total de 54.451 personas, mientras que un año antes, en marzo de 2019, la cifra se situó en 36.760 personas.

Sin embargo, ya en mayo los datos se han acercado más a los habituales, con 32.855 personas fallecidas, colocándose incluso por debajo de los 34.337 decesos de 2019, algo que es probable que se deba a la reducción de la movilidad que ha hecho caer de una manera drástica el número de accidentes de tráfico, en un mes que arranca con uno de los grandes festivos del año y que suelen generar una gran cantidad de desplazamientos.

El exceso de mortalidad durante la pandemia es de más de 40.000 personas 

Aún así, en términos globales, durante los tres meses marcados por la pandemia de coronavirus se ha producido un aumento de las muertes de 40.059 personas, lo que en términos porcentuales supone un 39% más que en 2019.

Pero si tenemos en cuenta el periodo establecido entre el 13 de marzo y el 22 de mayo este dato se dispara a un 55% más que la serie histórica, ya que la curva empezó a ascender el 12 de marzo, y que no regresó a cifras habituales hasta el pasado 8 de mayo.

En cuanto a la edad de los fallecidos, los más mayores son los que más han sufrido ese exceso de la mortalidad, lo que pone de manifiesto la incidencia del coronoavirus entre la población anciana, ya que durante estos tres meses han perdido la vida un 63% más de mayores de 74 años, con un exceso de defunciones de 35.578 personas.

Por su parte, Madrid, Cataluña, Castilla y León y Castilla-La Mancha son las comunidades autónomas que mayor mortalidad han registrado, debido a la gravedad de la pandemia en estas regiones, mientras que Andalucía, Asturias, Baleares, Canarias, Murcia, han registrado unos datos mucho más cercanos a los habituales.

Comenta esta noticia