17 de enero de 2018 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Tremendo tirón de orejas de Ortega Cano a Rocío Carrasco que la deja temblando

Ortega Cano le da un tque a Rocío Carrasco

Ortega Cano le da un tque a Rocío Carrasco

Rocío Carrasco está enfrentada a su ex marido y sus hijos. Un asunto feo y que puede tener consecuencias trágicas. Pues bien, Ortega Cano ha terciado y ha puesto en su sitio a Rociíto.

Quienes conocieron bien a Rocío Jurado se hacen cruces de la actitud de su hija. Sigue el culebrón entre Rocío Carrasco y Antonio David cuando ya han pasado muchos años de su separación. La ex pareja vive enfrentada en un mar judicial que tiene como sufridores involuntarios a sus dos hijos, Rocío y David Flores.

Hace muy poco, la celebrity y el colaborador de televisión se vieron las caras en el juzgado a resultas de la reclamación de pensión para los hijos que tienen en común que el segundo ha realizado a la primera. Antonio David pide 5.000 euros mensuales para Rocío y David alegando que desde que están bajo su cargo, su ex mujer no ha soltado ni un euro. La resolución a esta cuestión se sabrá en los primeros meses de este año.

El contencioso más fuerte que enfrenta a los que ayer se amaron y se hoy se detestan hace referencia a unos supuestos malos tratos continuados que Rocío Carrasco asegura sufre por parte de Antonio David desde que se separaron. La batalla se libra en el Juzgado de Violencia sobre la Mujer. Hablamos de un asunto muy feo que ha logrado enfadar a los dos hijos de la pareja. Tanto Rocío Flores como su hermano David quieren subir al estrado para declarar. Especialmente dolida está Ro, que sigue sin poder olvidar algo que su madre le dijo y que lleva clavado a fuego en su alma: “No voy a parar hasta ver a tu padre en la cárcel”, según reveló Antonio David en entrevista a Lecturas. Estas palabras motivaron el enfrentamiento que dio origen a la salida de Ro del hogar maternal para instalarse con su progenitor en Sevilla.

Las cosas están que arden entre La Carrasco y Antonio David. La batalla judicial puede acabar trágicamente para uno de los dos. A tanto ha llegado el asunto que Ortega Cano ha saltado al ruedo para dar un fuerte tirón de orejas a Rociíto y pedirle que recapacite: “Debería pensar en esos dos hijos que tiene, que lo están pasando muy mal con este lío, y dejarse de cosas de jueces. Si su madre estuviera viva, nada de esto ocurriría”.

Tiene razón Ortega cuando alude a la más grande, que era el pegamento que mantenía unido al clan. Resulta difícil imaginar que Rociíto hubiera ido tan lejos estando ella viva. Paradojas de la vida, la artista es otra de las damnificadas de su hija mayor, que sigue sin dar su aprobación para que el Museo de Rocío Jurado pueda abrir las puertas. A pesar de que le dan todo lo que pide, todavía no ha rubricado el documento que daría alas a esta realidad. Al respecto, Ortega Cano ha terciado: “Su hija debería dar el visto bueno, por su madre y por Chipiona, que siempre será su tierra (de Rocío Jurado)”.

Comenta esta noticia