Campaña citrícola: Más producción, de menor calibre y con retraso de madurez

Cerca cuatro millones de toneladas es la producción de cítricos de la presente campaña. La fruta en la mayoría de comarcas productoras viene con un ligero retraso en los índices de madurez.

La previsión de cosecha (aforo) de cítricos de la Comunitat Valenciana para la campaña 2018/2019  se sitúa en 3.894.543 toneladas, lo que representa un incremento del 23% sobre el balance de la campaña 2017/2018. De no ser por los episodios de granizo acaecidos en este verano de 2018, se hubieran alcanzado los 4.000.000 de Tm.
Las cifras estimadas señalan que la producción de naranjas alcanzará un volumen de 1.893.690 toneladas, la de mandarinas 1.649.799 toneladas, la de limones 327.641 toneladas y la de pomelos 23.413 toneladas.
En general la fruta en la mayoría de comarcas productoras viene con un ligero retraso en los índices de madurez, y en variedades tempranas presenta calibres inferiores sobre la campaña anterior, lo que estaría en el origen de los cautelosos movimientos registrados en el campo.
Por provincias, las tres suben en las previsiones de cosecha por encima del 20 % sobre la anterior, destacando Alicante donde la recuperación del limón, eleva la producción provincial un 31 %, aunque es el aumento de Valencia el principal responsable del incremento total. De las cerca de 726.000 toneladas más de cítricos que se prevé se produzcan esta campaña, algo más de la mitad (+52,7%) corresponden a Valencia, el 24,9% a Alicante y el 22,4% restante a Castellón.
Se frena la perdida de superficie citrícola
Tras el cierre de la campaña anterior la Comunidad Valenciana continua siendo la primera región productora de España con el 50 % del total nacional, seguida de Andalucía con el 34 % y Murcia con un 13%.

Por primera vez desde 2009 se ha frenado la reducción de superficie dedicada al cultivo de cítricos

Resaltar como elemento significativo que por primera vez desde 2009 se ha frenado la reducción de superficie dedicada al cultivo, que según las estimaciones se situaría sobre las 165.000 Has, desde las casi 180.000 hanegadas, que llegaron a alcanzarse como máximo en años pasados. Se detectan nuevas plantaciones y campos recuperados que explicarían esta estabilización. Apuntamos posibles causas: los razonables resultados económicos de la campaña pasada, y el progresivo desencanto con las cotizaciones obtenidas en el caqui.

Mejor precio en las exportaciones
También como factor positivo señalar que las exportaciones se han situado en las 3 ultimas campañas en el entorno de los 2.500.000 toneladas con pequeñas oscilaciones, sin que se observe una correlación directa con las fluctuaciones de la cosecha. En cuanto al precio medio de exportación fue de 0,91 euros/kg, superior en un 11 y un 7 % a los de las dos campañas anteriores, lo que pone en valor el desempeño y la profesionalidad del sector exportador citrícola.

Comenta esta noticia
Update CMP