08 de agosto de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Alberto Garzón se vuelve "loco" con la oportunidad de su vida y es ésta

El entorno del coordinador general de Izquierda Unida aumenta la presión sobre Pablo Iglesias para que su jefe de filas tenga un ministerio en el Gobierno Frankenstein de Sánchez.

La gran familia de Unidas Podemos se encuentra ahora en la tesitura de cómo repartirse el botín, una vez logrado en acuerdo con el PSOE de Pedro Sánchez para la conformación de un Gobierno de coalición. Mientras el líder podemita diseña la estructura de lo que serán las áreas de gobierno moradas, ya está habiendo ruido de fondo en la izquierda radical: todos quieren su trozo de pastel ministerial.

Hace tan sólo unos días, El independiente publicaba, que la alcaldesa de Barcelona y líder de la franquicia catalana de Podemos, Ada Colau, hacía llegar a Iglesias el mensaje de que quería su cuota de poder. En concreto, la cartera de Universidades para uno catalán de la máxima confianza de la lideresa de En Comú-Podem.

 

Este domingo el mismo medio informa de que hay malestar en la cúpula de Izquierda Unida porque su coordinador general, Alberto Garzón -que sí logró colocar a su hermano en el Ayuntamiento de Madrid gracias a Manuela Carmena- no está en las quinielas de ministrables que maneja Pablo iglesias.

El hecho es que sí hay una candidata de IU con muchos números para ser titular de la cartera de Trabajo: Yolanda Díaz,  al parecer, "una mujer totalmente alejada de la organización". Es más, critican que, en realidad, está más próxima a Podemos que a la propia Izquierda Unida.

Yolanda Díaz, efectivamente, tiene el carnet de IU pero, a la vez, lidera la franquicia gallega de Podemos, Galicia en Común. Apunta El Independiente que "Es muy cercana a Iglesias y mucho menos a Garzón".

Pese a todo, lo que subyace de este debate es la ambición personal de Alberto Garzón. Su socio del pacto de los botellines ya ha arrancado a Sánchez una vicepresidencia. Garzón también quiere pisar su propia moqueta ministerial. Y Trabajo puede ser su destino.

Comenta esta noticia