04 de junio de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Un problema personal al que restaba importancia pasa factura a Anabel Pantoja

Anabel Pantoja pasó un día complicado con la cancelación de su boda.

Anabel Pantoja pasó un día complicado con la cancelación de su boda.

La sobrinísima más televisiva de la tonadillera no lo está pasando nada bien. A los problemas generales que tienen ahora todos los españoles se suma otro que tal vez no tuvo en cuenta.

Es posible que nada vuelva a ser lo mismo después de esto y las personas tampoco volverán a ser iguales después de la crisis del coronavirus. Enfrentados a nosotros mismos en nuestros respectivos confinamientos, quién más y quién menos está atravesando todas las fases del estado de ánimo.

Es el caso de la sobrina más televisiva de Isabel Pantoja, que este lunes no tuvo un buen día, como confesó en directo en el Sálvame en el que colabora habitualmente.

Anabel Pantoja ha cancelado su boda, se celebrará más adelante, cuando superemos la crisis provocada por el Covid-19 y la colaboradora nos explicó en el magacín de Telecinco a través de una conexión de Skype: “No me voy a arriesgar, quiero que todo salga bien”.

Anabel acusa el confinamiento sumado a los trámites para cancelar el enlace: “Hoy estoy un poco agobiada, ha sido uno de los peores días que he llevado de nervios, pero pensando en que toda mi familia está bien y nada, a esperar”. Y es que la colaboradora ha contado que tiene problemas para ciertas cancelaciones a lo que se suma un problema personal al que le restaba importancia: “No os preocupéis que está todo bien”.

Pero ¿cómo lleva la convivencia con su prometido? En broma, Pantoja confesó que "lo que pasa es que me voy a divorciar del negro antes de casarme, le tengo frito, me estoy poniendo súper pesada".

Comenta esta noticia