La alcaldesa de Godella no admite responsabilidades

Eva Sanchis, alcaldesa de Godella

Eva Sanchis, alcaldesa de Godella

Eva Sanchis ha pedido "rigor a la hora de tratar el asesinato de dos pequeños en la población", mientras sigue sin asumir responsabilidades sobre la situación en la que vivían los pequeños.

La alcaldesa de Godella, Eva Sanchis Bargues (Compromís), ha roto su silencio cuatro días después de que se conociera el parricidio de Rachel, de 5 meses, y Amiel, de tres años, asesinados presuntamente por su madre que desde el lunes se encuentra en prisión provisional, comunicada y sin fianza como el padre de los menores en la cárcel desde el sábado de Picassent.. Lo ha hecho en declaraciones a la Cadena SER, y ha pedido "serenidad y rigor a la hora de tratar el terrible asesinato de dos pequeños en la población", pero no asume responsabilidades sobre la situación en la que vivían los pequeños fallecidos.

Sanchis se ha mostrado dispuesta a que se abra un debate respecto a los mecanismos que tiene la Administración para anticiparse a sucesos como estos, pero pide que ese debate se haga "con toda la información disponible", algo que, asegura, no se está haciendo estos días.

La alcaldesa de Godella ha comentado que "la gente quiere una inmediatez, una respuesta rápida a lo sucedido, pero en estos momentos hay muchas Administraciones implicadas" y ha matizado que "ninguna trabajadora social ni ningún policía local pueden quitarle la custodia a unos padres ni tan siquiera la abuela de los niños se los hubiera podido llevar antes de lo ocurrido, porque solo un juez puede ordenarlo, después de abrir un expediente".

Eva Sanchis se ha mostrado partidaria de "revisar expedientes y protocolos" pero ha incidido en que "el debate ha de ser tranquilo y sin criminalizar a nadie y sin difundir ni imágenes ni noticias que no son ciertas", ha dicho a la SER.

Cabe recordar que en una declaración institucional, el Ayuntamiento de Godella subrayó el pasado 15 de marzo que el seguimiento de este caso comenzó en febrero de 2016 cuando los Servicios Sociales intervinieron por un "conflicto de convivencia vecinal", a petición del Juzgado número 2 de Paterna. Sin embargo, ese mismo año se decide archivar el expediente del caso después de "contrastar que la unidad familiar abandona el municipio". Pero, tal como contó ESdiarioCV, la misma semana de la muerte de los dos niños, y después de una llamada de los abuelos a la Policía Local de Godella, dos patrullas de Godella y Rocafort se desplazaron al lugar y se comprobó que se trataba de un conflicto sentimental y que "tanto los progenitores como los menores se encontraban en buenas condiciones", según fuentes de la investigación.

Los familiares de la pareja fueron los que volvieron a dar el aviso a Protección del Menor para que los Servicios Sociales actuaran. En total, tres intervenciones que no consiguieron evitar el desolador desenlace.

Asimismo, miembros de Servicios Sociales se coordinaron, además de con la Policía Local, con el centro escolar del hijo mayor -San Sebastián de Rocafort- y el Centro de Salud de Godella para continuar el seguimiento. Pero, tras ver las condiciones de la vivienda, comprobar que el menor no acudía al centro desde hace semanas y el estado psicológico de los padres, se continuó sin actuar.

Después de decretar tres días de luto y anular los actos falleros previstos estos días, la alcaldesa de Godella ha hablado y lo ha hecho volviéndose a "desentender" de las responsabilidades municipales respecto a la situación previa en la que vivían los dos menores y argumentando que "se ha señalado de forma injusta a varios trabajadores municipales, como los responsables del fatal desenlace, cuando ninguno de los indicadores hacía prever lo ocurrido".

Comenta esta noticia
Update CMP