07 de agosto de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Una revista desvela cómo era la mansión de Iglesias y Montero por dentro

Iglesias y Montero, sobre el dormitorio original de su mansión

Iglesias y Montero, sobre el dormitorio original de su mansión

"El Mueble" publica cómo era el interior del lujoso chalet en la Sierra de la pareja dirigente de Podemos antes de que lo adquirieran pese a haber dicho que eso era propio de la "casta".

Pablo Iglesias e Irene Montero ingresan de la política, al menos, 150.000 euros anuales, más los gastos de desplazamiento, seguridad y representación, cubiertos por el erario público. Y son dueños de varias propiedades, entre ellas el polémico chalet unifamiliar en Galapagar, una de las zonas más caras de la privilegiada Sierra de Madrid.

Lo compraron, dicen, por 600.000 euros, aunque algunos especialistas en la materia elevan su valor real al millón de euros. Una compra muy polémica, tras años de acusaciones por su parte a quienes vivían como ahora lo hacen ellos: Iglesias llegó a decir, en una entrevista con Ana Rosa Quintana, que vivir en un chalet era incompatible con ejercer un cargo público cercano "al pueblo".

 

 

Y los satélites de Podemos arramblaron contra Luis de Guindos, un ejecutivo de primera línea que acabó en política, por adquirir un ático en Madrid a un precio similar. Tanta controversia se creó que Podemos celebró hasta un referéndum en el que Iglesias y Montero preguntaron a sus bases si consideraban compatible vivir entre privilegios y ejercer el liderazgo del partido.

 

 

Desde entonces, casi todo lo referido a Galapagar ha sido polémico: desde las cifras exactas de la operación hasta la movilización policial para dotar a la casa de una seguridad extrema ante las protestas vecinales en la zona. Todo el mundo conoce el inmueble por fuera, e incluso la impresionante zona de piscina.

Pero nadie la ha visto por dentro, salvo sus íntimos, hasta ahora. El gran secreto ha quedado desvelado de la manera más inesperada: por la publicación de una revista alejada de la política y centrada en la decoración, El Mueble.

 

 

La mostró en 2004, al poco de construirse, y fue elegida una de las más bonitas por los lectores de la revista, que ahora ha recuperado aquellas imágenes para mostrar cómo viven los Iglesias-Montero con sus tres hijos, rodeados de naturaleza y con unas vistas inmejorables.

Un "casoplón"

Los espacios sigue igual, aunque es probable que la decoración o distribución de usos haya variado, sin afectar a una idea final: el chalet se merece la calificación de "casoplón", y está muy alejado de lo que cabe esperar de quienes, hace nada, tenían un sueldo modesto como profesor ayudante en la Universidad Complutense o carecían de ingresos fijos por su escasa trayectoria profesional.

Se trata de una casa con 2000 metros cuadrados de parcela, 200 m2 habitables y otros rincones, instancias y añadidos que dan a la edificación un total aproximado del doble del registrado, con una gran amplitud de techos y vistas que, según El Mueble, la pareja "real" de Podemos ha cambiado: toda la decoración y muebles son nuevos, pues al parecer la adquirieron sin el mobiliario que aparece en sus fotografías.

Comenta esta noticia