05 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sánchez da a su idolatrado 'gurú' Iván Redondo todavía más poder en Moncloa

Iván Redondo y Félix Bolaños en la sesión de investidura de Sánchez

Iván Redondo y Félix Bolaños en la sesión de investidura de Sánchez

Los hilos del Gobierno segurán teniendo quien los maneje. Será Iván Redondo el que controle todo desde la sombra.

El gurú y consejero presidencial, Iván Redondo, acumula aún más poder en el Gobierno. Pedro Sánchez, que confió en él para que le llevara a la Jefatura del Ejecutivo, con algunas luces y muchas otras sombras ha decidido que siga siendo su jefe de Gabinete el que maneje los hilos del gobierno en la sombra.

De hecho, a partir de ahora, la Secretaría de Estado de Comunicación y su titular se incorporarán formalmente al Gabinete de la Presidencia del Gobierno, bajo su dirección, controlando, de esta manera, todos los mensajes que se lancen desde el Ejecutivo y todas las respuestas que se enviarán desde Moncloa ante las eventuales crisis.

Además, Redondo tendrá un papel más que relevante en las estructuras más importantes, pero también más ocultas del Gobierno, ya que coordinará los departamentos de asistencia al Presidente, la secretaría de Presidencia, la Oficina Económica y el Departamento de Seguridad Nacional, desde la cual se gestionará muy problemente el plan que propuso Sánchez para "combatir la desinformación", demostrando aún más su intención de controlar todo el debate mediático y político.

 También ganará peso en el ámbito exterior ya que junto con estas nuevas competencias, el jefe del Ejecutivo ha encargado a su Jefe de Gabinete la creación de la primera Oficina Nacional de Prospectiva y Estrategia de País a Largo Plazo. Con esta oficina de 'Foresight Unit', el Gobierno asegura que España se suma a un selecto grupo de países y organismos internacionales pioneros que ya cuentan con unidades similares, como Canadá, EE.UU, Francia, Finlandia, Reino Unido, la Comisión Europea o la OCDE.

Pero no solo ha ampliado su cuota de poder en el Gobierno, sino que también sigue siendo el encargado de manejar el discurso que llega desde Ferraz, el creador de una estrategia que pasa por llamar "ultraderecha" a aquel que no comulgue con los postulados del nuevo Ejecutivo.

Comenta esta noticia