27 de mayo de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El presagio de Rosell sobre un plan de Sánchez para instaurar la República

Los Reyes de España, don Felipe y doña Letizia

Los Reyes de España, don Felipe y doña Letizia

El temor a un nuevo "periodo constituyente", querido por Sánchez o impuesto por sus apoyos, no deja de crecer. Y da detalles alguien que conoce bien la política española.

¿Quiere Pedro Sánchez instaurar un nuevo régimen en España? Las cesiones al independentismo, el pacto con Podemos, sus alusiones a la reforma constitucional e incluso su distanciamiento de la Corona así parecen indicarlo, por convicción o por imposición de sus apoyos.

Y así lo ve, en una intervención descarnada, el director de El Mundo, Francisco Rosell, quien en el transcurso de una impactante conferencia en Sevilla desveló las claves de un futuro político que, a su juicio, ya se ha puesto en marcha en España. Y describió un paisaje inquietante y desolador.

"La cuestión no es tanto si se estrella la coalición del insomnio, sino si consolidará un cambio de régimen que haga imposible cualquier alternancia, como en la II República", advirtió el periodista, convencido de que el "nuevo periodo constituyente" que siempre defendió Podemos, en un lenguaje adoptado del chavismo clásico, ya ha echado a rodar. 

 

Según el responsable del periódico madrileño, a todos los socios o respaldos del Ejecutivo de Sánchez les impulsa"un espíritu constituyente",  y para lanzarlo bastan "leyes habilitadoras", "como aquellas de las que se sirvió Hitler para derruir la República de Weimar o, más recientemente, como el chavismo hizo en Venezuela", destacó Rosell, que insistió en que el partido morado nunca ha escondido que "busca bolivarizar Europa".

El plan de Zapatero

"Asistimos a la consumación del proyecto de Zapatero por parte de un presidente inescrupuloso como Sánchez que, sin principios ni miramientos, considera que es bueno mandar aunque sea a un hato de ganado", explicó el periodista con desolación.

Y para quienes creen que su pronóstico es  exagerado o precipitado, recordó palabras del propio Pablo Iglesias al respecto, en una entrevista con la revista The New Left Review,  sobre cómo se aplican determinados objetivos en su particular visión de la política: "Allí declaró que no conviene revelar lo que se piensa hasta que no se conquista el poder". Aquel asalto a los cielos que, según Rosell, ya va viento en popa.

Comenta esta noticia