El renacimiento de Coutinho en el Barcelona

Dos factores se han mezclado para la nueva imagen que Coutinho está dando en el Barça: lo bien que acabó su experiencia en el Bayern y la llegada de Koeman al banquillo blaugrana.

La llegada de Koeman al banquillo del Camp Nou ha generado mucha expectativa, pues se espera que el entrenador neerlandés logre, a falta de fichajes, aprovechar el máximo potencial de todos sus dirigidos. Uno de los jugadores que más se está beneficiando con el nuevo proceso es el brasileño Philippe Coutinho.

El mediapunta, de 28 años, parece haber superado el muy bajo nivel que demostró en sus primeros dos años en Barcelona, ya que se ha mostrado más participativo, con mayor seguridad, desequilibrio y determinación a la hora de atacar. Actitudes que le favorecen en su idea de consagrarse como un titular del equipo, debido a que no quiere seguir siendo un actor secundario. Sin embargo, el atacante tendrá que mantener el nivel si quiere seguir siendo considerado por el técnico.


Segundas oportunidades

A un año de haber defendido los colores del Bayern Múnich, equipo con el que pudo consagrarse campeón de la última edición de la Liga de Campeones, Coutinho ha regresado a Cataluña con las fuerzas renovadas y con mayor confianza; aquella que no tuvo con Ernesto Valverde (2017-19) técnico con el que, jugando desde la banda izquierda, no pudo desempeñar sus mejores cualidades.

No obstante, el volante sudamericano espera volver a ser un jugador determinante, desde la creación, para aportar mucho mayor peligro en la zona ofensiva. En LaLiga, el internacional con Brasil ya acumula un tanto y dos asistencias en cuatro encuentros y, además, ya marcó un tanto en el partido inaugural de la Champions League contra el Ferencváros (5-1).


Números muy por debajo de lo que se esperaba

Sin duda alguna este centrocampista ha tenido una carrera más que interesante en el viejo continente; consiguiendo sus mejores estadísticas en la Premier League, con el Liverpool, institución en la que estuvo durante 6 años (2012-17) y con la que disputó 201 encuentros, marcó 54 tantos y dio 45 asistencias.

Dichos dígitos lo convirtieron en el relevo de su compatriota Neymar Jr. en 2017, cuando llegó al equipo azulgrana por 120 millones de euros (y más 40 en variables). Sin embargo, durante sus primeros dos cursos vistiendo la elástica del Barcelona, Coutinho fue un jugador con mucha inconsistencia y sin peligro, debido a que fue utilizado como un extremo, posición que no le permitió poder participar en la gestión de las jugadas. En aquellos años, el centrocampista nacido en Río de Janeiro solo participó en 35 jugadas que terminaron en gol (22 tantos y 13 asistencias). 


Pelear la titularidad

No obstante, el mediapunta está retomando su mejor versión y, de la mano del entrenador neerlandés, quiere convertirse, junto con Lionel Messi, en el jugador creativo del equipo. Entre los objetivos que tendrá que cumplir este brasileño se encuentran: convencer al entrenador para establecerse como un titular en el once inicial blaugrana y, de esta forma, silenciar las críticas de sus detractores. Además, deberá ayudar al equipo azulgrana a mostrar una mejor cara en las fases finales de la Champions League, competición en la que han sufrido eliminaciones muy dolorosas en las últimas tres ediciones. 

Comenta esta noticia
Update CMP