Demasiadas trabas a la jornada continua en los centros escolares

Falta de tiempo para entregar el proyecto, cambio de regulación de las actividades extraescolares, saturación administrativa...Conselleria de Educación no ha facilitado la jornada continua

Parece que la Conselleria de Educación no está por la labor de facilitar a los centros los trámites para la solicitud de la jornada continua.  Después de la publicación en el DOCV del 31 de enero de la Resolución de 25 de enero de 2018, por la que se dictan instrucciones para la solicitud y autorización de un plan específico de organización de la jornada escolar, a los centros les ha  quedado un plazo de apenas 8 días para el envío de la solicitud y documentación requerida a la Dirección Territorial correspondiente, ya que el 7 de febrero era el último día para la remisión de estos documentos.

 

Sin lugar a dudas ha habido una falta de planificación por parte de Conselleria en este tema, pues con fecha 17 de enero ya se publicaron una serie de modificaciones a la Orden 25/2016, la cual regula este procedimiento y con fecha 31 de enero se vuelven a publicar otra resolución con nuevas condiciones. Demasiada improvisación por parte de la Administración, que debía haber publicado este texto mucho antes, ya que los centros han esperado impacientes durante los últimos meses a que la Conselleria dictase las instrucciones a seguir en esta materia.

 

Los colegios no han contado con el tiempo pertinente para adecuar sus proyectos en base a la última Resolución, que cuenta con novedades muy importantes como la regulación del coste máximo de las actividades de pago, la forma de subvención de las mismas para que ningún alumno quede excluido por motivos económicos o la regulación de la jornada continua en centros rurales agrupados.

 

Seguro que en los centros se ha tenido que trabajar a marchas forzadas para ajustar sus proyectos a la normativa y sacarlos adelante. Y por si los equipos directivos no estuvieran  ya sobresaturados a nivel de gestión, estas nuevas instrucciones suponen todavía más carga de trabajo administrativo y atribuyen al Consejo Escolar la enorme responsabilidad de, sobre la base de su situación socioeconómica, decidir que alumnos, no beneficiarios de las ayudas de comedor, deben acceder de forma gratuita a las actividades de pago.

 

Por último, algunas peticiones que CSIF realizó para la mejora de la organización y desarrollo de la jornada continua, no han sido tenidas en cuenta. Principalmente nuestra petición de que se pueda presentar nuevo proyecto de jornada continua al curso que viene, en el caso que la votación de las familias sea negativa. Según la normativa, en el caso de votación negativa los centros deberán esperar tres cursos académicos para volver a presentar proyecto.

 

¡Demasiadas trabas para la jornada continua!

Comenta esta noticia
Update CMP