Casado: "Cs exigió expulsar a Rita para cerrar acuerdo de Gobierno con Rajoy"

Pablo Casado con los candidatos del PPCV a las alcaldías de la Comunitat y a la Generalitat

Pablo Casado con los candidatos del PPCV a las alcaldías de la Comunitat y a la Generalitat

El presidente del PP reivindica a Fabra, Camps y Zaplana y pide trato para éste último.

El presidente del PP, Pablo Casado, ha presentado a los candidatos municipales de Valencia, Alicante y Castellón con honores y se ha dado un baño de multitudes ante cientos de militantes y simpatizantes del partido, llegados de todos los puntos de la Comunitat Valenciana. A la entrada en el Auditori Mar Rojo de l'Oceanogràfic de Valencia, abarrotado, ha exhibido músculo junto a la presidenta autonómica Isabel Bonig, quien lo ha llevado al escenario entre muestras de cariño de todos los presentes.

Pablo Casado e Isabel Bonig saludando a los simpatizantes

Casado ha recordado que fue Ciudadanos el que exigió la caída de Rita Barberá en "para cerrar un acuerdo de Gobierno con Rajoy"; acuerdo que "hizo mucho daño" -ha remarcado- y que la exalcaldesa decidió entonces "anteponer los intereses de Valencia y España a los suyos". Por eso, ha afirmado que existe "un pleno respeto a su legado, su memoria y su familia" y ha sentenciado que Mª José Catalá "va a encarnar ese espíritu". El líder del PP ha apostado en su intervención por un discurso centrado en la Comunitat y ha incidido en que su compromiso es que la autonomía "pese en España" y para ello ha considerado fundamental un partido unido y fuerte como el que existe en la Comunitat Valenciana.

El presidente nacional ha afirmado que se va a "apostar por los mejores" para recuperar "esa Comunitat de la que me estamos orgullosos" y no ha dudado en reivindicar el legado de los expresidentes de la Generalitat Eduardo Zaplana, Francisco Camps y Carlos Fabra y ha apostado por una estrategia de "tolerancia cero contra la corrupción". Además, ha pedido "trato" para el primero de estos expresidentes, Zaplana.

Catalá quiere al catalanismo y al separatismo "fuera de Valencia"

La primera en tomar la palabra ha sido la candidata a la alcaldía de Castellón, Begoña Carrasco, que ha dado las gracias a Casado "por hacernos recuperar la ilusión a todos". Seguidamente, lo ha hecho Luis Barcala, el actual alcalde de Alicante, quien ha destacado que "el gobierno de izquierdas -de su ciudad- perdió la alcaldía en este mandato sin gestión alguna". 

Después ha intervenido la candidata a la alcaldía de Valencia, María José Catalá. Tras hacer un guiño al expresidente de la Generalitat Alberto Fabra  con un "gracias por todo", a Eusebio Monzó y a la exalcaldesa de Valencia Rita Barberá, entre otros, ha explicado que se presenta a encabezar la candidatura al Ayuntamiento valenciano por tres aspectos: "Porque adoro esta ciudad y no me hace falta más, creo firmemente que puedo ser alcaldesa y recuperar este ayuntamiento para todos y porque creo que es el mejor servicio que puedo prestar al partido, a mi tierra y a mi país".

La torrentina, que ha dicho también estar "tremendamente orgullosa" de Torrent y de haber sido alcaldesa de esta localidad, ha anunciado alguno de sus retos: que la 'Senyera' vuelva a entrar en la Catedral, recuperar el tráfico de una ciudad colapsada y convertirla en un referente de las nuevas tecnologías. Además, ha aprovechado su intervención para recordar su paso como consellera de Educación y ha dicho que quiere "que el catalanismo y el separatismo quite las manos de esta ciudad", y que "no haya Reinas Magas, sino Reyes Magos".

También ha tenido palabras para Isabel Bonig y para Pablo Casado. A la primera le ha dicho que "voy a devolverte con votos la confianza que me has dado y tu serás la primera presidenta de la Generalitat". Al segundo, le ha prometido el habitual cupo de votos valencianos para recuperar la Moncloa.

Bonig dice que la Comunitat va a llevar a Casado a la Moncloa

Por su parte, la presidenta del PPCV, Isabel Bonig, ha afirmado que "vamos a arrasar y a gobernar. Que tiemble el tripartito", ha gritado. La líder popular le ha asegurado a Pablo Casado que la Comunitat Valenciana "te va a llevar a la presidencia de España como siempre hicimos" y ha recordado que los populares "nacimos con clara vocación de servicio", para anunciar que cuando "gobernemos, terminaremos con las listas de espera en Sanidad, con el requisito lingüístico y bajaremos los impuestos como el IRPF y aboliremos el de Patrimonio y el de Sucesiones".

También ha utilizado el fantasma del catalanismo al señalar que el "nacionalismo y el populismo son la enfermedad de la democracia del siglo XXI. Nos enfrentamos en el PP a la izquierda y la extrema izquierda y tenemos que ser un partido reformista y no un partido reaccionario". 

Pablo Casado a su llegada

En este sentido, Bonig ha recodado al Consell que "no puede dar lecciones cuando tienen sentencias condenatorias por negar derechos fundamentales a la oposición" e imponer una política educativa y subvenciones a entidades catalanistas.

Comenta esta noticia
Update CMP