17 de enero de 2021
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Arrimadas reta a Sánchez: o retira la enmienda del castellano o Cs no le apoyará

Inés Arrimadas, este martes en su comparecencia en la sede de Cs.

Inés Arrimadas, este martes en su comparecencia en la sede de Cs.

La líder de Ciudadanos endurece su discurso tras el creciente malestar interno ante la actitud nada combativa con el Gobierno. Y ha puesto claras sus condiciones para seguir negociando.

Ante el creciente malestar interno y el  nuevo amago de rebelión por lo que muchos consideran un entreguismo absoluto de Ciudadanos a la estrategia de Moncloa, Inés Arrimadas ha hecho un alto en el camino este martes. Se ha plantado ante las últimas decisiones del Gobierno -la ley Celaá o el Ministerio de la Verdad, entre otras- y ha fijado con algo más de claridad sus condiciones para seguir negociando con la ministra de Hacienda el voto de los diez diputados naranjas a las cuentas públicas para 2021.

Más aún cuando al evidente gesto de Arrimadas a Sánchez al renunciar a que Cs presente una enmienda a la totalidad a los PGE ha sido contestado por el Gobierno con un ataque a una de las banderas políticas de la formación naranja: la defensa del español como lengua vehicular de la educación en Cataluña. Un principio del ADN fundacional de Cs que es atacado frontalmente por el pacto del PSOE con ERC en la nueva ley de Educación. 

Tras la reunión de la Ejecutiva naranja este martes, Arrimadas ha hecho varias peticiones al Gobierno en relación con los Presupuestos Generales. La principal, la retirada de la enmienda que permitiría eliminar el castellano como lengua vehicular en el ámbito educativo en algunas comunidades autónomas, aunque ha dicho que su partido seguirá en la mesa de negociación hasta el final para intentar que Pedro Sánchez rectifique.

Por eso, para más desconcierto de un sector de su partido, Arrimadas ha afirmado que, tras haber conseguido que el proyecto presupuestarios del gobierno progresista incluya una serie de condiciones que pusieron, su grupo parlamentario votará el jueves en el Congreso en contra de todas las enmiendas a la totalidad que se han presentado PP y Vox.

 

 

Sin embargo, ha añadido que "si el Gobierno quiere que Ciudadanos vote que sí a los Presupuestos" al final de su tramitación, "va a tener que mirar hacia nuevas líneas naranjas".

Entre esas nuevas condiciones ha mencionado ayudas a autónomos, pymes y trabajadores afectados por las restricciones impuestas por la crisis del coronavirus y un permiso retribuido a los padres cuyos hijos tengan que hacer una cuarentena.

Pero además ha exigido la retirada de la enmienda conjunta del PSOE, Unidas Podemos y Esquerra a la ley Celaá sobre el castellano como lengua vehicular, porque Ciudadanos quiere evitar esa "contrapartida a los socios nacionalistas". En cuarto lugar, quiere que el Gobierno se comprometa por escrito a que "no va a haber un referéndum de secesión en Cataluña".

Comenta esta noticia
Update CMP