25 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Se delata: Un ademán involuntario de Errejón revela la verdadera cara de Carmena

Errejón y Carmena.

Errejón y Carmena.

El periodista Jorge Bustos desmonta las tres claves del éxito de la alcaldesa de Madrid y se fija en un detalle que echa por tierra la imagen hasta ahora idílica de la entrañable mujer de 75

Analiza exhaustivamente este martes Jorge Bustos en El Mundo el éxito de Manuela Carmena y sus "privilegios" respecto a otros políticos y llega a la conclusión que el sexo y la edad son su mejor argumento para merecer el voto de los madrileños: "es, efecto, una mujer de 75 años" y "el cebo ya le funcionó la primera vez: la dulce estampa de la abuela de democracia".

Así, su conclusión en El Mundo es que "si lo personal es lo político, a quién carajo puede importarle que carezca de cualquier balance de gestión". 

Agradece con ironía Bustos a Carmena sus tímidos pasos hacia el liberalismo, el madridismo y el independentismo respecto de Pablo Iglesias, pero considera que no son suficientes.

Además, ni siquiera ella misma se ve capaz de concluir la legislatura en el Gobierno, y mucho menos en la oposición, donde no espera pasar ni un solo día. Y aquí es donde Bustos hace hincapié en la bula de Carmena: "va por teles y radios pidiendo a los madrileños que la exoneren de currar si pierde, que ella o manda o se va a casa porque ya tiene una edad. Pero doña Manuela, si usted está mayor para hacer oposición también lo está para gobernar, que resulta bastante más cansado incluso para alguien que no sabe ejecutar un presupuesto".

Se pregunta el periodista en voz alta sin entenderlo muy bien "¿Por qué Carmena es la única política del país que puede despreciar tan olímpicamente la función representativa que le encomienden los votantes sin que ello provoque el escándalo que provocaría el mismo anuncio de un político del PP a los periodistas, más allá de la sospecha de que los tenga a todos comprados con el tráfico ilegal de magdalenas?". Y él mismo se responde: " Porque hay que ser un desalmado para meterse con una mujer de 75 años".

Claro que el "odioso espíritu de contradicción" de Bustos le empuja a la "opinión impopular" y por eso "en el cartel del abrazo entre Errejón y Carmena yo voy con Errejón. Su sonrisa de escayola le delata. En realidad está pidiendo ayuda. Sabe que él es la víctima de un cariño caníbal". 

Comenta esta noticia
Update CMP