20 de noviembre de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La peor primera fase de la historia

Lejos de la euforia, Lolaso alza una voz crítica con el Eurobasket.

Lejos de la euforia, Lolaso alza una voz crítica con el Eurobasket.

En medio de la euforia colectiva por las victorias de la Selección Española y los récords de Gasol, me atrevo a generar debate con una opinión políticamente incorrecta de lo que está pasando

Quizá sea culpa mía pero el Eurobasket, de momento, no me está enganchando. Demasiadas bajas, demasiados equipos y poca calidad en muchos de ellos. Algo falla cuando se ha llegado a esta situación en la que tanta gente buena no ha querido venir, sin contar la mala suerte de las lesiones en los partidos previos.

Estamos ante el problema generalizado de que el baloncesto no engancha al público no especializado (y al especializado podríamos decir que hasta le aburre)



Tampoco lo centraré tanto en el número de equipos, ya que en otros torneos hubo menos y el sistema de competición tampoco me encandiló. Es decir, grupos de seis en los que pasan cuatro me parece una barbaridad, del mismo modo que grupos de cuatro en los que pasan tres, que es lo que hubo hasta hace no mucho. Estamos ante el problema generalizado de que el baloncesto no engancha al público no especializado (y al especializado podríamos decir que hasta le aburre). La primera fase es un tinglado montado básicamente para que los equipos favoritos hagan una minipretemporada un poco más seria que la pretemporada propiamente dicha y se preparen para lo importante: los cruces. No me parecería mal si se vendiera como tal y no nos trataran de engañar.

Afortunadamente España, en situaciones anteriores, se lo tomó tan a la tremenda que bajaba demasiado el pistón y nos encontrábamos con situaciones de vida o muerte en esta primera fase. Ahora se han juntado varios factores que lo impiden. El rejuvenecimiento de la plantilla hace que salgan al 100% y estén arrasando a todo lo que se pone por delante, algo que es de agradecer.

¿Por qué se han colado estos equipos aquí que además de ser flojos se dejan llevar conscientes de que no tienen nada que hacer?



Pero no es serio que haya un equipo, como es España en este caso, que jugando al 50% aniquile a selecciones como República Checa, Montenegro, Rumanía o Hungría. ¿Por qué se han colado estos equipos aquí que además de ser flojos se dejan llevar conscientes de que no tienen nada que hacer? Lo ideal sería que hubiera un preeuropeo, que lo hay (imaginad el nivel), más largo y que los equipos cabezas de serie no tengan que perder el tiempo en partidos insulsos y sin sentido. Porque esto lo único que hace es dar mala publicidad al baloncesto. Gente que pone la tele con ilusión y se encuentra partidos descafeinados, muchas rotaciones y baja intensidad. Nadie se queda.

El deporte es un show, no una ONG, y nos tiene que dar igual que haya países que jamás vayan a participar en el europeo. ¡Que se lo curren! No es cuestión de ser un país grande o de tener grandes recursos, aunque todo eso ayuda. Serbia, Croacia y Eslovenia son países que suman menos de 15 millones de habitantes entre los tres. No es cuestión de cantidad. Es cuestión de amor por el baloncesto y trabajo duro.

Hace tiempo que hay mucha gente que ha perdido el norte con el timón en las manos. Y creo que es hora de que alguien dé un paso al frente



Lejos de parecer querer solucionar esto, la FIBA, en una pataleta sin precedentes, bien podríamos pensar que quiere acrecentar el problema y cargarse definitivamente el baloncesto de selecciones. ¿Qué sentido tienen las ventanas? ¿Con qué equipos van a competir cada selección? Hace tiempo que hay mucha gente que ha perdido el norte con el timón en las manos. Y creo que es hora de que alguien dé un paso al frente y ponga un poco de cordura en esta historia.

Vídeos relacionados
Comenta esta noticia