El atasco de Ribó: 402 licencias solicitadas y sólo una concedida

Mª José Catalá, portavoz del Partido Popular de Valencia.

Mª José Catalá, portavoz del Partido Popular de Valencia.

La jefa de la oposición pide agilidad para reactivar la economía, pero lamenta "interés verdadero" del gobierno de Joan Ribó para resolver el problema.

María José Catalá, reclama que de los 402 expedientes de licencias de obras solicitados durante el primer semestre del año el Gobierno valenciano solo haya concedido uno de ellos, mientras que el resto sigue a la espera de resolución.

De los 402 expedientes abiertos, 55 son de licencia de obras de nueva planta y 347 de licencia de obra. Respecto al primer tipo de licencia, en el 94,5% de los casos se ha formulado requerimiento de subsanación por parte del Ayuntamiento del Valencia que preside Joan Ribó (Compromís). Y respecto a los expedientes que no son de nueva planta solo a un 10% de ellos se les ha asignado técnico al expediente.

La portavoz del PP ha reiterado en las distintas comisiones la importancia de la afiliación de licencias de obras; un tema muy abanderado por el grupo popular, quienes han presentado distintas propuestas de solución a esos atascos en las licencias. En palabras de Catalá: "Todos los grupos municipales, tanto del Gobierno como de la oposición, ahora más que nunca somos conscientes de que debemos aportar ideas, unificar iniciativas en ciertos temas, donde es más en lo que coincidimos que lo que nos separa. Todos los concejales, asumimos la responsabilidad de dar respuesta a las necesidades y demandas de los vecinos de nuestra ciudad, a los que nos debemos y que esperan de nosotros que dejemos nuestras diferencias y demos soluciones a sus necesidades".

A pesar del decreto publicado por el Consell el pasado 15 de mayo por el que se validarían entidades colaboradoras para agilizar la resolución de estos expedientes, el equipo popular afirma que ha nacido con "ciertas sombras de dudas", "cómo las manifestadas recientemente por Fecoval, ya que para convertirlas en claros de gestión proponen alternativas en el proceso".

"Todos escuchamos y tomamos nota de la opinión de expertos urbanistas manifestadas en la Comisión de reconstrucción en relación a la transformación que nos traerá la COVID-19. Por tanto, esas opiniones, no deben quedar en el eco del vacío del hemiciclo, sino que deben ser la vacuna para que, de forma conjunta, con las propuestas constructivas de los grupos de la oposición y la capacidad de aceptación, integración y búsqueda de acuerdos de los grupos de Gobierno, encontremos la solución que nos demandan todos los agentes implicados para que, hoy mejor que mañana, apliquemos formulas en la agilización de las licencias" ha explicado Catalá.

El principal partido de la oposición ha presentado distintas iniciativas constructivas en las comisiones como adaptar las Ordenanzas municipales a la modificación de la LOTUP, que se incrementara el tiempo actual de dos horas y media a la semana de atención con personal técnico, que se dotara al servicio del doble de personal técnico y que se implantase la gestión de todos los datos de un proyecto de construcción en un modelo de información digital, así como la reducción del tiempo de asignación de técnico a un expediente que el gobierno de Ribo actualmente lo fija en una media de tres o cuatro meses.

Ante el rechazo de estas propuestas, la portavoz del PP afirma que por parte de Joan Ribó no hay un "verdadero interés en resolver el problema", así como hace referencia a lo "incapacidad de gestión" del alcalde teniendo en cuenta "su actitud, los datos y los resultados". Catalá ha afirmado que esta "carrera de obstáculos" supone una "verdadera incertidumbre" para los agentes implicados y, por tanto, una traba en la recuperación socio-económica. 

Este atasco en las licencias supone una verdadera carrera de obstáculos para promotores y empresarios que van a desarrollar un proyecto, así como tiene un importante impacto en el bolsillo de los compradores de vivienda, según la Asociación de Promotores Inmobiliarios. En el mismo sentido, la cátedra observatorio de la vivienda, consideraba que el atasco en licencias es la mayor distorsión del mercado.

Los populares piden al ayuntamiento que resuelvan el atasco de licencias y que se pongan a disposición los medios necesarios para ello. "El contexto económico de la ciudad de Valencia requiere agilidad y, sobre todo, que a los inversores y emprendedores les hagamos fáciles las cosas para abrir un negocio y para crear puestos de trabajo".

 

Comenta esta noticia