10 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Marruecos da un golpe bajo a Marlaska y le deja en ridículo en la valla de Ceuta

Las concertinas en la valla de Ceuta, ahora por el lado marroquí mientras Marlaska queda fuera de juego.

Las concertinas en la valla de Ceuta, ahora por el lado marroquí mientras Marlaska queda fuera de juego.

Mientras el ministro sigue sin cumplir la promesa de Sánchez de eliminar las concertinas, los marroquíes han comenzado a instalarlas por su lado. Y en Madrid guardan silencio, noqueados.

Junto con la exhumación de los restos de Franco -que permanece encallada en el Tribunal Supremo tras la caótica gestión de la vicepresidenta, Carmen Calvo-, esta fue la gran promesa de Pedro Sánchez tras llegar a La Moncloa a lomos de la moción de censura contra Mariano Rajoy.

Se trataba de la retirada inmediata, así lo anunció nada más aterrizar en Interior Fernando Grande-Marlaska, de las concertinas instaladas en las vallas fronterizas de Ceuta y Melilla. Contra el critero de la Guardia Civil y muchos expertos, el PSOE defendió una iniciativa que no ha logrado poner en marcha más de un año después.

Y, por si fuera poco este incumplimiento, Marruecos ha decidido dar ahora un golpe bajo a Marlaska y ha comenzado a instalar las mismas concertinas por su lado de la valla de Ceuta. Eso sí, con un silencio absoluto desde el Gobierno de Sánchez.

Según publica este lunes el diario El Correo, Marlaska ha dado instrucciones en su departamento para guardar silencio sobre la maniobra del Reino Alahuita. Rabat ha comenzado las gestiones para comprar concertinas suficientes -y otro tipo de medidas similares e, incluso, menos sofisticadas-para completar los 12 kilómetros del perímetro de la verja.

Y así, en un nuevo ejercicicio de desmentidos y vaivenes, Interior no solo no ha cumplido su compromiso sino que calla ante el baño de realidad que le ha dado nuestro vecino del Sur.

Comenta esta noticia
Update CMP