19 de enero de 2021
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El disgusto que les ha dado su hija a Almudena Grandes y Luis García Montero

Almudena Grandes y Luis García Montero, en un evento con su hija Elisa.

Almudena Grandes y Luis García Montero, en un evento con su hija Elisa.

Elisa García ha ido ideológicamente por unos derroteros absolutamente opuestos a los de sus padres, dos de los literatos de referencia de la izquierda.

Ella, Almudena Grandes, musa literaria de la izquierda, que a veces vierte en sus columnas de El País toda su visceralidad contra los que no piensan como ella. Y que no se cortó en decir, durante la presentación de uno de sus libros que "fusilaría cada mañana a "dos o tres veces" que le "sacan de quicio".

 

Él, Luis García Montero, otro muso del progresismo, que no dudó en participar activamente en política como candidato de Izquierda Unida a la presidencia de la Comunidad de Madrid en 2011 con un demoledor resultado para la formación. En 2018, Pedro Sánchez lo puso al frente del Instituto Cervantes.

Grandes y García Montero se casaron en 1994 y fruto de ese matrimonio nació Elisa, hace unos 23 años. Y lo que no podían imaginar sus padres, ni sus amigos ni admiradores, es que la hija se iba a rebelar ideológicamente contra sus propios padres.

Un vídeo defendiendo el "nacional sindicalismo"

Porque la sorpresa ha saltado hace unos días, al difundirse un vídeo en el que Elisa García Grandes pronuncia una conferencia titulada Nacional Sindicalismo. ¿Por qué en España? Y nada menos que en la sede de la Hermandad Nacional de la Vieja Guardia de la Falange.

"El nacional sindicalismo es vida. Tanto es vida que estamos dispuestos, como tantos camisas azules, a sembrar con sus propias vidas la voluntad del imperio, una vida para la patria", afirmó la joven durante la conferencia.

 

 

El disgusto ideológico que Elisa ha dado a los dos escritores ha sido objeto de mofa y befa en las redes sociales.

 

Comenta esta noticia
Update CMP