16 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El Rey retrata a Puigdemont y avala el 155: "Inaceptable intento de secesión"

El Rey, este viernes, durante su discurso en los Premios Princesa de Asturias.

El Rey, este viernes, durante su discurso en los Premios Princesa de Asturias.

Tusk, Tajani y Juncker, convierten el discurso de recogida del Premio a la Concordia a la Unión Europea en un canto a la unidad de España y un duro alegato contra el independentismo.

Fue, sin duda, una de las ceremonias más anómalas en la historia de los premios Princesa de Asturias. Prueba de ello, la presencia de Mariano Rajoy 36 años después de que a este acto asistiera un presidente del Gobierno. Pero la situación límite en Cataluña, en víspera de la aplicación del artículo 155 de la Constitución, convirtió la gran cita en Oviedo en el foco de atención de dirigentes políticos y medios de comunicación.

Y expectación había, y mucha, con el discurso del Rey Felipe VI, sus primeras palabras tras su histórico mensaje a los españoles del pasado 3 de Octubre en el que, precisamente, allanó el camino a la activación del inédito precepto constitucional para intervenir el gobierno de la Generalitat. 

Y Felipe VI -ante las máximas autoridades de la UE, los galardonados con el premio a la Concordia Jean Claude Juncker, Donald Tusk y Antonio Tajani- no se anduvo por las ramas. "España tiene que hacer frente a un inaceptable intento de secesión y lo defenderá ateniéndose a los valores y principios de la democracia parlamentaria bajos los que vivimos hace ya 39 años", dijo. "No queremos renunciar a lo que juntos hemos construido. Ningún proyecto se sustenta en la división y ningún proyecto puede conducir al aislamiento", remachó el Rey.

"La España del siglo XXI, de la que Cataluña es y será una parte esencial, -prosiguió- debe basarse en una suma leal y solidaria de esfuerzos, de sentimientos, de afectos y de proyectos", que siga "alimentando" la "vocación universal" de España y el "legítimo orgullo de pertenecer a la gran realidad democrática que es Europa".

Felipe VI, rotundo:"Ningún proyecto de futuro se puede construir basándose en romper la convivencia democrática"

"Ningún proyecto de futuro se puede construir basándose en romper la convivencia democrática" y "ningún proyecto de progreso y libertad se sustenta en la desafección, ni en la división, siempre dolorosa y desgarradora, de la sociedad, de las familias y de los amigos". "Ningún proyecto puede conducir al aislamiento o al empobrecimiento de un pueblo", advirtió Felipe VI, cosechando una cerrada ovación del auditorio.

 

El Rey, este viernes, recibiendo en audiencia en Oviedo al presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani

 

Pero no solo se escuchó la voz del Jefe del Estado desde la tribuna del Teatro Campoamor. También sobre la situación en Cataluña habló el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, quien aprovechó su pasada pertenencia en Polonia al movimiento Solidaridad para subrayar que "la  violencia no resuelve nada, el diálogo es siempre mejor que el conflicto, la ley debe ser respetada por todos los actores de la vida pública y la armonía es mejor que el caos".

Tusk, que recogió el Premio Princesa de Asturias de la Concordia a la Unión Europea junto a los presidentes del Parlamento Europeo y la Comisión Europea, Antonio Tajani y Jean Claude Juncker advirtió de que "no hay verdadera concordia sin verdad". En lo que fue interpretado por muchos como un mensaje a los independentistas, alertó de que , ha aseverado muchas personas son víctimas de "mentiras, manipulaciones y noticias falsas".

Tajani: "Cuando el Tribunal de Justicia dicta una sentencia, se aplica y punto. A nadie se le ocurre en la Unión Europea saltarse las normas aprobadas entre todos"

Más tajante aún fue Tajani. "Demasiadas veces se nos ha ofrecido el paraíso cambiando las fronteras y se nos ha llevado con ello a los infiernos", se lamentó. Por eso, frente a "egoísmos nacionalistas", el presidente de la Eurocámara recalcó: "Salimos de una de las peores crisis a las que nos hemos enfrentado. Vendrán tal vez otras. Hay algunos en Europa, populistas y nacionalistas, que gastan esfuerzos y recursos en separarnos. Mejor harían en trabajar por la concordia", señaló.

Tajani recordó España forma parte de la Unión Europa, con sus valores. "Es necesario recordar la importancia del respeto al Estado de Derecho. Cuando el Tribunal de Justicia dicta una sentencia, se aplica y punto. A nadie se le ocurre en la Unión Europea saltarse las normas aprobadas entre todos". Y el círculo lo cerró Juncker al defender la necesidad de respetar el Estado de Derecho como uno de los principios básicos de la actual Europa, que hoy es, enfatizó, "símbolo de paz, democracia y libertad".

Como este jueves ocurrió desde Bruselas, 24 horas después Carles Puigdemont pudo comprobar a donde encamina Cataluña si no rectifica en su deriva secesionista.

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP