30 de marzo de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El plan maquiavélico de Sánchez para maniatar a Susana incendia el PSOE andaluz

Susana Díaz, en un acto del PSOE-A

Susana Díaz, en un acto del PSOE-A

Con la llegada del mes de julio se abre el gran frente socialista tras el reciente 39 Congreso, el cónclave del PSOE-A dividido como nunca lo ha estado en su historia.



"Pedro no quiere una federación que vaya por libre y además piensa que el actual PSOE andaluz tiene todos los vicios que quiere limpiar en su nueva etapa".

Esta reflexión de un diputado afín al renacido secretario general a ESdiario da una buena pista de la intenciones de la nueva ejecutiva federal cara al congreso del PSOE-A previsto para el 29 y 30 de julio. De hecho, la presidenta andaluza, Susana Díaz, adelantó este cónclave tras su inesperada derrota en las primarias en un intento de frenar el avance de los pedristas en su comunidad.

Tras su reelección en el 39 Congreso, Sánchez ya comunicó a los suyos que no tenía intención -como sí hará en otras baronías que le fueron rebeldes- de mover la silla a Díaz presentando un candidato alternativo a la presidenta. Pero sus más fieles, conocen su plan para tomar al asalto el socialismo andaluz -a través de sus congresos provinciales- e impedir que Díaz tenga una agenda paralela.

El plan de Ferraz pasa por conquistar los liderazgos de los congresos provinciales donde el pedrismo no ha dejado de crecer: Málaga, Granada, Almería, Cádiz y Jaén

La antaño lideresa sabe desde que salió hace quince días del IFEMA madrileño cuales son la intenciones de Sánchez. Se las anunció cuando eligió a los ocho representantes del PSOE-A en la ejecutiva federal. Todos críticos con ella. Y como principal representante, su mayor enemigo, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis. Para más señas, el alcalde de Dos Hermanas, Francisco Toscano -un quebradero de cabeza para la presidenta de la Junta- preside el Comité Federal.  

 

Sánchez, aclamado en Dos Hermanas (Sevilla) durante la precampaña de las primarias.

 

El plan de Ferraz pasa por conquistar -después del congreso regional- los liderazgos de los congresos provinciales donde el pedrismo no ha dejado de crecer en este último año: Málaga, Granada, Almería, Cádiz y Jaén.

En la dirección socialista recuerdan lo ocurrido con los avales de las primarias. Díaz recogió mas que Sánchez pero luego este la aplastó literalmente el 21-M.

Nadie duda de que Díaz ganará su congreso pero el pedrismo cree tener tanta fuerza que será capaz de condicionar la conformación de su ejecutiva. Si está no es monocolor y después Sánchez logra colocar al menos cuatros secretarios provinciales afines, el futuro orgánico de Díaz será un calvario. Y, cabe recordar, el próximo año comenzará el debate sobre las listas electorales para las municipales de 2019. Y ese, el municipal, es el verdadero poder del PSOE-A.

Desde hace días, Sánchez busca candidatos alternativos a Miguel Ángel Heredia en Málaga; a Teresa Jiménez en Granada; y a José Luis Sánchez en Almería. Y con un asequible pacto con Patxi López podría irrumpir con fuerza en Cádiz y Jaén.

 

Comenta esta noticia
Update CMP