22 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El independentismo "ficha" a un excoronel expulsado del Ejército por excéntrico

El excoronel Amadeo Martínez Inglés.

El excoronel Amadeo Martínez Inglés.

Amadeo Martínez Inglés, que lleva 17 años fuera del Ejército, se ha convertido en el último ídolo del secesionismo aireando un "plan secreto de guerra psicológica" del Gobierno.

Una "estrategia secreta de guerra psicológica" diseñada por el gobierno de Mariano Rajoy para combatir el 1-O con "muertos en la calle". Este es el nuevo espantajo lanzado por los medios afines al independentismo para mantener viva la denuncia -desmentida por todos los protagonistas- de Marta Rovira sobre la supuesta represión que La Moncloa preparaba para frenar la declaración unilateral de independencia.

En las últimas horas, medios como ElNacional.cat o, este mismo martes Catalunya Radio, están dando pábulo a unas declaraciones del excoronel del Ejército Amadeo Martínez Inglés, un polémico militar que fue expulsado de las FAS  en 1990 por sus continuos desvaríos e indisciplinas.

Martínez Inglés, vinculado ahora a los movimientos de ultraizquierda y republicanos, da credibilidad a las amenazas que en su día reveló Marta Rovira, y denuncia incluso una posible "intervención militar". En un artículo publicado en el blog Unidad Cívica por la República y titulado El nudo gordiano catalán, afirma que el Gobierno desplegó "técnicas de guerra psicológica". 

Pero, ¿quién es en realidad Amadeo Martínez Inglés? En abril de 1990, el Ministerio de Defensa le expulsó del Ejército, tras haber pasado cinco meses en la prisión militar de Alcalá de Henares por sucesivas sanciones disciplinarias.

Tras su salida de las FAS, en 1991 ingresó en Izquierda Republicana, integrada entonces en Izquierda Unida. En octubre de 1993, abandonó la formación acusando a su líder, Isabelo Herreros, de malversación de fondos públicos y desvío de dinero. Pero en septiembre de 1997 el Juzgado de lo Penal número 18 de Madrid absolvió a Herreros de esos delitos de falsedad continuada y falsedad en documento público.

Durante los años 2000, fue protagonista de varios hechos polémicos. Muy crítico con la invasión de Irak en 2003,​ protagonizó una gran polvareda al unirse a una manifestación vestido con su uniforme militar estando apartado del servicio activo del Ejército.

Otra polémica la protagonizó el 22 de mayo de 2004 cuando logró colarse con su traje militar y con un arma en la guerrera en la catedral de la Almudena de Madrid durante la boda del entonces Príncipe Felipe con Letizia Ortiz, argumentando que lo hizo para denunciar los fallos de seguridad del acto.

Comenta esta noticia
Update CMP