01 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sánchez ya está en La Mareta, el "legado" de Juan Carlos I al que no hace ascos

La Mareta, ya este miércoles con el persona de La Moncloa.

La Mareta, ya este miércoles con el persona de La Moncloa.

El presidente y su esposa han iniciado este miércoles oficialmente sus vacaciones. Y han decidido tirar de una mansión de Patrimonio Nacional que tiene su historia...

Ni los rebrotes disparados, ni la crisis entorno al Palacio de la Zarzuela ni su guerra civil con Podemos. Pedro Sánchez ya está de vacaciones. Él y su esposa ya no dormirán este miércoles en La Moncloa. Lo van a hacer en la residencia de La Mareta, una impresionante propiedad de Patrimonio Nacional. A muchos ha llamado la atención que Sánchez y Begoña Gómez no hayan tenido reparos en elegir este destino con la que está cayendo. ¿La razón?: España tiene entre sus propiedades públicas La Mareta gracias al denostado Juan Carlos I.

Sánchez ha llegado este miércoles con su familia a Lanzarote, donde pasará varios días de vacaciones. Llega a la isla un día después de haber presidido el último Consejo de Ministros antes del parón, tras el cual compareció ante los medios para hacer balance del fin del curso político.

 

 

Sánchez permanecerá en Lanzarote hasta el 11 de agosto, según avanzó el pasado viernes el delegado del Gobierno en Canarias, Anselmo Pestana, quien consideró una "buena noticia" que el presidente pase sus vacaciones en las islas.

 

Según Pestana, el hecho de que Sánchez pase unos días de descanso en Canarias "ayuda a proyectar una imagen de seguridad y de que las islas son una tierra acogedora capaz de que la gente se interese por ellas".

 

 

La última vez que Pedro Sánchez se trasladó junto a su familia a Lanzarote fue hace dos años, coincidiendo con las vacaciones de Navidad y alojándose también en La Mareta. Pero ahora choca el destino elegido por el líder del PSOE.

La residencia de La Mareta fue regalada por el Rey Hussein de Jordania a Juan Carlos I en 1989, y este la cedió de inmediato a Patrimonio Nacional. Es una moderna casa-palacio diseñada por el artista lanzaroteño César Manrique.

 

 

El rey Hussein, que nunca llegó a alojarse en la casa, mandó a construir ese complejo en los años 70 sobre una infraestructura en la que se recogía agua. Se trata de una construcción con varias viviendas, jardines, dos piscinas y un lago frente al mar cuyo proyecto es del arquitecto Fernando Higueras y en cuyo diseño participó Manrique. La primera personalidad en estrenar La Mareta fue el excanciller alemán Helmut Kohl, en 1991, con motivo de una  cumbre hispano alemana.

La Familia Real no puede evitar relacionar este privilegiado recinto con un recuerdo de lo más triste. Para recibir el cambio de siglo y de milenio en 2000, toda la familia se trasladó a La Mareta  y el 2 de enero fallecía en ella la madre del Rey Juan Carlos, María de las Mercedes.

Hasta cinco años más tarde, entre el 26 de diciembre de 2005 y el 1 de enero de 2006, no regresó ningún miembro de la Familia Real a La Mareta. Entonces estuvieron los entonces Príncipes de Asturias, Felipe y Letizia, y su primera hija, la Infanta Leonor, nacida dos meses antes. Y ahí se acabó el contacto con este palacete, inevitablemente maldito para ellos, y al que algunos cronistas del corazón le asignan directamente un gafe. Allí disfrutará Sánchez sus vacaciones. Gratis total.

Comenta esta noticia