18 de abril de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Ussía hunde a los votantes de Sánchez recordándole lo que quiere olvidar de Vox

Mucho se está hablando del daño que puede hacer el ascenso del partido de Santiago Abascal a los intereses electorales de Pablo Casado y el PP. El periodista ha puesto el dedo en la llaga.

La irrupción de Vox en el panorama con el aumento en intención de voto del partido de Santiago Abascal ha causado un verdadero terremoto político al que este martes se sumó Alfonso Ussía desde su columna de La Razón.

Según Ussía, el PP "tiene un muy alto suelo de votos" y la culpa de que se derrumbara el techo no la tiene Vox y sus expectativas electorales. 

A su juicio, "Vox es la consecuencia de una desesperanza crecida dentro del PP, y ahora lo presentan como extrema derecha" pero "es mentira. Vox representa al sector más conservador y menos acomplejado de la derecha española, y tiene sitio en el PP, como el liberalismo puro, el impuro, la democracia cristiana y demás tendencias del conservadurismo en España".

Vamos, que "Vox no es enemigo ni adversario del PP, y el PP no está autorizado moralmente para serlo de Vox. Resulta incomprensible que Abascal y Ortega Lara se dieran de baja del PP y establecieran fuera de su ámbito un nuevo partido, que ha crecido por su actividad decidida, y ha sido despreciado hasta que ha demostrado su inesperada fuerza".

Pero Ussía tranquiliza a Pablo Casado: "Son 800.000 votos que el PP, todavía, puede recuperar si Casado se deja influir por el sentido común. Un partido como el PP, en las condiciones por las que transcurre España, tiene que recuperar a sus antiguos militantes para impedir la victoria de los comunistas, los separatistas, los bolivarianos y los terroristas, socios de un socialismo enloquecido por un dirigente ambicioso, okupa, necio y desalmado", se refiere muy duro a Pedro Sánchez.

Dice Ussía que "Casado sabe que Vox encaja perfectamente en el ala más conservadora del PP, pero teme que se convierta en un Pepito Grillo de su conciencia. Sería bueno que supiera arriesgarse. El gran defecto del PP ha sido la renuncia a superar su incomprensible complejo de inferioridad democrática, como si la ultraizquierda que hoy se ha instalado en el poder pudiera dar lecciones de democracia y Derechos Humanos. Son receptores de dinero proveniente de dictaduras asesinas, y socios de los que asesinaron al padre de Santiago Abascal y mantuvieron enterrado en un agujero inmundo más de 550 días a José Antonio Ortega Lara. Que esa es la calaña de los que apoyan a Sánchez". 

Porque, recalca, "Vox no habla con asesinos. Los ha sufrido".

 
Comenta esta noticia
Update CMP