26 de octubre de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sale a la luz la separación de Begoña Villacís al poco de nacer su tercera hija

Begoña Villacís con su hija Inés, que acaba de cumplir un año.

Begoña Villacís con su hija Inés, que acaba de cumplir un año.

Coincidiendo con la cantidad de comentarios sobre el nuevo aspecto de la vicealcaldesa madrileña de Ciudadanos ha saltado una noticia que ha sorprendido a muchos, pero no a su entorno.

Poco, poquísimo dada, a hablar de su vida personal y privada, más de uno se quedó boquiabierto este viernes cuando salió a la luz que Begoña Villacís y su marido se han separado. Según LOC, la dirigente de Ciudadanos y Antonio Suárez-Valdés "se han dado un tiempo de reflexión" cuando su tercera hija, Inés, acaba de cumplir un año.

De hecho, la pareja habría pasado el confinamiento separada. Villacís con sus tres hijas en el piso familiar, sin su marido.

En los últimos tiempos era la comidilla en los mentideros rosas el renovado y estupendo aspecto que lucía Begoña Villacís.

Siempre muy discreta con su vida privada, la vicealcaldesa madrileña de Ciudadanos, llamó la atención recientemente por su nuevo corte de pelo, melena más lisa de lo habitual y sobre todo por su tonificada figura, más delgada que nunca, que ella achacó durante el confinamiento a que había aprendido a "correr en el sitio" y a que su hija pequeña había empezado a andar y estaba en la etapa que ella llama "matamujeres".

El caso es que a principios de este mes copó no pocos titulares en la reapertura del Estadio de Vallehermoso de Atletismo, en el distrito madrileño de Chamberí, su barrio desde siempre y donde todavía hoy reside.

En un gesto espontáneo y natural, una delgadísima Villacís se levantó el pantalón de su outfit color mostaza para exihir sus increíbles gemelos, que le valieron multitud de noticias y no poco revuelo en redes para demostrar que, desde que nació su tercera hija, hace un año se ha mostrado de lo más constante a la hora de hacer deporte para recuperar la versión más esbelta de su figura.

Aunque de puertas afuera la noticia ha caído como una sorpresa, en el entorno de Villacís no tanto: "Ella es la típica tía divertida que en las reuniones sociales siempre es el centro de atención mientras que su marido siempre permanecía en un segundo plano y parecía no pasárselo tan bien como ella".

Comenta esta noticia