¿Contribuirán las nuevas adquisiciones a que Valencia Basket sea más potente?

Mike Tobey

Mike Tobey

A falta de una oportunidad que difícilmente ofrecerá el mercado en forma de ganga, las novedades de Mike Tobey, Matt Thomas y Louis Labeyrie dan por configurada definitivamente la plantilla de Valencia Basket.

Aunque, en este caso, la primera "adquisición" fue la de Jaume Ponsarnau como entrenador jefe - novedad parcial ya que durante las dos últimas campañas ejerció como técnico asistente -, la dirección deportiva taronja - como viene siendo habitual en los últimos años - ha tenido a bien afanarse en dejar el plantel definido con la mayor celeridad posible. Y, en esta ocasión, lo ha hecho mediante una decidida apuesta por jugadores jóvenes cuyas pasadas temporadas resultaron capitales a la hora de valorar sus respectivos progresos.

Vayamos a continuación caso por caso.

Mike Tobey, la evolución como garantía para su retorno:

Probablemente sea la adquisición más ilusionante para la parroquia taronja. Con un papel testimonial en los dos meses y medio precedentes a la consecución del título de Liga hace poco más de un año, esta vez sí veremos la mejor versión del Center neoyorquino.

Exactamente aquella que vino mostrando a lo largo de un último curso en Tenerife en el cual, progresivamente, fue colocándose entre la élite de los mejores pívots grandes del abanico de la Liga Endesa - sus promedios fueron de 11.1 puntos; 6.6 rebotes y 12.5 de valoración por partido -, destacando el aumento de su rendimiento personal en un playoff de cuartos de final frente al Real Madrid que nos hace vislumbrar en Mike aptitudes propicias para destacar especialmente en los grandes choques frente a poderosos rivales.

Algo nada desdeñable y que lleva aparejada la mejora de unos fundamentos interiores que le permiten resultar cada vez más resolutivo en posiciones cercanas al aro; así como, de la misma manera, en lo que concierne a su lanzamiento exterior, ampliando en gran medida su rango de efectividad.

Matt Thomas, con la voluntad de refrendar lo apuntado en Santiago:

Nacido en 1994 al igual que Tobey, el cañonero de Wisconsin se reveló durante la pasada campaña como una de las grandes sensaciones de la Liga Endesa. Sus 15.4 puntos de media - cuarto máximo anotador de la competición -, o su 46% en lanzamientos desde más allá del arco de 6.75 representan el mejor de los avales para un joven jugador del que, por si fuera poco, tanto Moncho Fernández como sus ex compañeros en Monbús Obradoiro hablan maravillas en relación a su actitud. Esto último, a buen seguro, resultará un detalle de gran importancia dentro de su "pretensión" de que el público taronja no eche en falta al que en el pasado ejercicio fue su predecesor en el puesto de escolta Erick Green.

Louis Labeyrie, buenas cualidades pero aún una incógnita:

El ala-pívot francés de 26 años es, sin duda y de entre las nuevas incorporaciones, el hombre menos conocido por la afición valenciana.

Sin embargo, entre sus muchas virtudes como jugador figuran algunas tan valoradas dentro del baloncesto moderno como su buena lectura - en ataque y , especialmente, en defensa gracias a su movilidad - de las situaciones de dos contra dos; más allá de otras como su habitual intensidad en el juego o su manera de correr la pista, en principio fundamentales a la hora de que el ya ex jugador del SIG Strasbourg conecte de forma rápida con la siempre exigente grada de la Fonteta.

Así pues, Will Thomas ya es, a tenor de los últimos acontecimientos, historia en la posición de "cuatro". Ha llegado el momento de confiar en la primera y, a la vez, prometedora experiencia lejos del basket francés de Labeyrie.

Comenta esta noticia
Update CMP